Omitir para ir al contenido (Pulsar intro)
Coaching

Sal de cualquier bloqueo mental

Enfréntate de lleno a lo que te haga flaquear.

Cómo superar un bloqueo mental

Esa sensación aterradora que te paraliza cuando estás a punto de esquiar detrás de un amigo más experimentado. Creer que no serás capaz de hacer una presentación aunque la hayas repasado una y otra vez. Permanecer en silencio durante una llamada con tu nuevo equipo porque crees que no mereces estar allí.

Tal como explica Regine Muradian, psicóloga clínica especializada en ansiedad anticipatoria, el miedo, la pérdida de confianza y el síndrome del impostor limitan tu desempeño e incluso pueden anularlo por completo. A menudo, estos bloqueos mentales provienen de la adrenalina y el cortisol, hormonas que se liberan en situaciones amenazadoras o de alta presión. Estas hormonas, al desencadenar una respuesta de lucha o huida, provocan una cascada de síntomas físicos (corazón acelerado, opresión en el pecho, palmas sudorosas…) y hacen que nos sintamos completamente paralizados, sensación que se suele conocer como "de ahogo".

Aunque pienses que esto solo te pasa a ti, no hay nada más lejos de la realidad. "La presión hace que nos vengamos abajo con mucha más frecuencia de lo que la gente piensa. A veces, hasta los profesionales tienen esa sensación de ahogo", explica Greg Chertok, asesor certificado en desempeño mental que ha trabajado con atletas en competiciones del más alto nivel. (Imagínate la cantidad de equipos que han perdido un partido importante por haber fallado un gol…).

"La presión hace que nos vengamos abajo con mucha más frecuencia de lo que la gente piensa. A veces, hasta los profesionales tienen esa sensación de ahogo".

Greg Chertok
Asesor certificado en desempeño mental

Las siguientes técnicas resultan incluso más eficaces que rodearnos de buena gente. Son muy sencillas y te permitirán desbloquear tu cerebro para enfrentarte a lo que tienes delante. Te presentamos tres tipos de bloqueo mental bastante comunes que pueden provocar esta sensación de ahogo y las técnicas que los expertos recomiendan para liberarnos.

1. Miedo

Qué se siente: Un profundo temor a hacernos daño, ya sea físico o emocional. También puedes experimentar temblores, sudoración, opresión en la garganta u hormigueo.

Por qué sucede: De acuerdo con Chertok, el miedo interviene cuando tu mente se aleja del momento presente. "Puede que comiences a pensar en un momento pasado en el que te haya salido mal algo, como cuando fallaste un gol crucial o te equivocaste al responder en una entrevista de trabajo importante". Súbitamente, ese momento anula todo tu optimismo.

Además, Chertok señala que lo desconocido también asusta. Es fácil que nos dejemos llevar y empecemos a imaginarnos el peor de los escenarios en caso de fallar.

Cómo hacerle frente: Comienza con una respiración profunda. Los estudios demuestran que este simple ejercicio reduce inmediatamente las hormonas del estrés al tiempo que aumenta la sensación de control emocional y bienestar. Muradian recomienda inhalar lentamente mientras cuentas hasta cinco, aguantar la respiración por un momento, y luego exhalar lentamente contando de nuevo hasta cinco. Debes repetir el ciclo al menos tres veces. "Con cada exhalación, imagina que expulsas todos tus pensamientos negativos".

Al mismo tiempo, debes aceptar tus sentimientos en vez de verlos como una auténtica catástrofe. De acuerdo con Chertok, aunque te resulte difícil ignorar completamente tus temores cuando te encuentras subiendo por la cresta irregular de una montaña, siempre puedes evitar que queden atrapados en una espiral sin control. Para ello, Chertok recomienda magnificar los detalles positivos y minimizar los negativos. Por ejemplo, céntrate en todas las escaladas que te hayan ido bien en vez de pensar en la única vez que resbalaste. En caso desesperado, juega con tu miedo. Cuando las preocupaciones irracionales comiencen a surgir ("¡¿Y si me rompo una pierna?!"), intenta darles una voz ridícula. "Escuchar nuestro diálogo interno pronunciado por personajes como el Pato Lucas puede acallar inmediatamente nuestros pensamientos", explica Chertok.

Cómo superar un bloqueo mental

2. Pérdida repentina de confianza

Qué se siente:
Crees no ser capaz de hacer las cosas bien aunque las hayas practicado un millón de veces.

Por qué sucede: Tal como explica Muradian, los atletas de élite, así como las personas más exitosas, tienden a visualizar los posibles resultados de sus esfuerzos. Es una forma que tienen de prepararse para los momentos importantes. Sin embargo, eso puede llevarles a caer fácilmente en una preocupación excesiva o a intentar controlar hasta el más mínimo detalle.

Cuando has practicado algo una y otra vez hasta el punto de que se vuelve prácticamente automático, concentrarte demasiado puede terminar haciéndote más mal que bien. "Cuando te obsesionas con controlar tu giro de muñeca en un tiro libre o con colocar bien la pierna de apoyo al tirar a puerta, los mecanismos automáticos del cerebro se interrumpen y la acción en sí puede terminar resultándote extraña e incapaz de realizarse", explica Chertok.

Cómo hacerle frente: De acuerdo con Muradian, primero debes recordar que tienes las habilidades necesarias para triunfar. Para obtener esa dosis de confianza que tanto necesitas, piensa en los momentos en que hayas superado un reto. Luego, dirige tu atención hacia fuera en vez de hacia la acción que estás tratando de controlar. "Céntrate activamente en elementos externos, como blancos, oponentes o la pelota, en vez de en tus propios pensamientos, que pueden llegar a paralizarte", indica Chertok. Haz algo tan simple como centrarte en tu compañero de equipo y no en el pase que vas a hacer, o imaginar que estás hablando con una persona del público en vez de intentar recordar qué debes decir palabra por palabra.


3. Síndrome del impostor

Qué se siente:
Crees haber llegado hasta aquí, ya sea a la final, a la última ronda de entrevistas o a la ceremonia de premios (virtual), porque has tenido suerte y no por tus habilidades o talento reales.

Por qué sucede: A veces, el síndrome del impostor es el resultado de una baja autoestima. "Suele ocurrir cuando alguien no confía en sus capacidades o siente que nada de lo que haga será lo suficientemente bueno", explica Muradian. También puede ocurrir cuando te preocupas demasiado por la imagen que los demás tienen de ti. "Es posible que te centres más en no parecer un mal jugador que en ganar", señala Chertok. De ahí que te sientas mal cada vez que ganas.

Cómo hacerle frente: Cuando tu cerebro trate de hacerte creer que eres un impostor, no esperes a contraatacar. "Es importante silenciar los pensamientos negativos, ya que ellos son el auténtico impostor", señala Muradian. Una forma eficaz de bloquear esta negatividad es pensar en los mejores elogios que has recibido por tus habilidades o resultados anteriores. Las personas de tu confianza saben valorar tus habilidades. Confía en ello.


Pero, sobre todo, recuerda que la sensación de ahogo forma parte de nuestra condición humana. "La realidad es que ninguna persona sabe lo que hace", explica Chertok. Cuando nos metamos esto en la cabeza, "podremos avanzar y comprender que nuestra experiencia es del todo normal. Además, seremos capaces de prestar más atención a la tarea que tengamos ante nosotros".

¿Una pista con dos diamantes negros? ¿Quién dijo miedo?

Texto: Marygrace Taylor
Ilustración: Kezia Gabriella

Cómo superar un bloqueo mental

Ve más allá

Para obtener más información respaldada por expertos sobre recuperación, actitud, movimiento, nutrición y sueño echa un vistazo a la Nike Training Club App.

Ve más allá

Para obtener más información respaldada por expertos sobre recuperación, actitud, movimiento, nutrición y sueño echa un vistazo a la Nike Training Club App.

Historias relacionadas

Mira cómo pasa para hacer que pase

Nike Coaching

Visualízate triunfando y lo harás

Cómo mejorar la autoconfianza

Coaching

Tú, pero más increíble

Tres cambios mentales para salir del estancamiento en el entrenamiento

Coaching

3 cambios de mentalidad para superar el estancamiento

Trucos para cocinar platos sanos de una forma sencilla y divertida

Coaching

Manual de cocina para personas que están hartas de cocinar

Cómo eliminar los malos hábitos para siempre

Coaching

Rompe de una vez con ese mal hábito