Movimiento

Qué hacer cuando no puedes salir a correr

Por Nike Running

Corre mejor sin correr

Ve más allá de la carrera para mejorar tu rendimiento y reforzar tu pasión por el running.

No hace falta salir a correr para mejorar tu rendimiento. En este artículo, Chris Bennett, Global Head Coach de Nike Running, nos ofrece varios consejos para convertirnos en mejores runners sin necesidad de correr.

Es posible mejorar como runner sin dar un solo paso. No nos referimos solamente a hacer entrenamientos de fuerza ni a desarrollar la movilidad y la flexibilidad. Existen ciertos hábitos que podemos desarrollar para complementar nuestra rutina de running y superar una época complicada en la que no podemos o no nos apetece salir a correr.

Sea cual sea tu situación, estos cinco consejos pueden ayudarte a ser más fuerte y más feliz cuando salgas a correr.

1. Conviértete en fan
¿Cuántos de tus amigos runners serían capaces de decirte quién es su runner favorito? Por el contrario, los fans del baloncesto pueden debatir durante horas sobre quién lo ha hecho mejor este año: LeBron James o Giannis Antetokounmpo. Ser aficionado a un deporte potencia de manera natural nuestro entusiasmo a la hora de practicarlo. "Sin embargo, a menudo los corredores practican la actividad sin ser aficionados al deporte; suele haber una desconexión total", afirma Chris Bennett, Global Head Coach de Nike Running.

Y es una pena, porque el running es uno de los deportes más cercanos. "Aunque no sepamos qué se siente al hacer un mate, todos sabemos perfectamente lo que significa cruzar una meta y gritar de triunfo como Shalane Flanagan", explica Bennett. Ver la victoria de Flanagan en la maratón de Nueva York, un documental sobre running o la actuación de algún medallista olímpico puede animarte a recordar tus mejores momentos de running y motivarte para repetirlos.

"Aunque no sepamos qué se siente al hacer un mate, todos sabemos perfectamente lo que significa cruzar una meta y gritar de triunfo como Shalane Flanagan".

Chris Bennett, Global Head Coach de Nike Running

2. Ten un registro de running
No se trata de apuntar tus kilómetros en una aplicación, sino más bien de escribir un diario. "Un registro de running te permite sentarte y describir tu experiencia y lo que has aprendido en cada carrera", afirma Bennett. "Lo importante no son las cifras, sino plasmar tu historia con el running".

Plantéatelo así: si sales a correr 8 km y no estás satisfecho con tu rendimiento, puedes retroceder unas cuantas semanas en el registro y darte cuenta de que antes nunca pasabas de los 4 km. Aunque hoy no haya sido tu mejor día, has duplicado tu distancia y seguramente también hayas mejorado tu velocidad y tu actitud. Esa gran motivación emocional no se consigue consultando los datos de una aplicación de fitness.

3. Cambia el chip
La vida puede interponerse en tus objetivos como runner. Pero cuando te fustigas por no haber querido o podido salir a correr, no te estás acercando a tus objetivos. En vez de eso, reconoce que a veces surgen imprevistos y habla contigo mismo como si fueras un compañero de equipo o un ser querido.

"Cada vez que salgas a correr, pasa el primer minuto de la carrera recordándote que eres lo más", recomienda Bennett. "Da igual que la época sea buena o mala: nunca es fácil decidirse a salir a correr". Desarrollar una voz interior positiva es algo que hay que aprender y practicar siempre, no solo mientras corres. Esa mentalidad más fuerte te acompañará en todas tus carreras presentes y futuras.

Corre mejor sin correr

"Cada vez que salgas a correr, pasa el primer minuto de la carrera recordándote que eres los más".

Chris Bennett, Global Head Coach de Nike Running

4. Mejora tu recuperación
Sea cual sea el contexto, no poder salir a correr es tremendamente frustrante. Pero también te permite priorizar dos aspectos que te ayudarán a sentirte mejor a corto plazo y a ser mejor runner cuando vuelvas a la acción: el sueño y la nutrición.

"El sueño es el mejor momento para que el cuerpo se recupere de toda clase de factores estresantes mentales y físicos", explica Bennett. Dormir más y mejor puede ser tan sencillo como adoptar un hábito de sueño saludable: acostarse y levantarse todos los días a la misma hora, por ejemplo.

Y una buena nutrición no tiene por qué significar cambiar por completo la dieta ni obsesionarse con las macros. Empieza por un cambio sencillo, como añadir una verdura a una de tus comidas o sustituir un refresco por un vaso de agua. En vez de aplicar cambios radicales que abandonarías enseguida, estos pequeños pasos son fáciles de adoptar y contribuirán a que tu cuerpo esté en buena forma para tu próxima carrera.

5. Busca otras formas de moverte
El "subidón del runner" puede ser adictivo y motivarte a empezar el siguiente entrenamiento en cuanto termines el actual. "Sin embargo, no hace falta correr para obtener los beneficios de una carrera", afirma Bennett.

Por ejemplo, puedes escuchar una lista de reproducción fantástica y ponerte a bailar, saltar y reír durante 30 minutos. "Así trabajas el sistema cardiovascular y produces endorfinas que recorren todo el cuerpo", explica. "Conseguirás los mismos beneficios físicos y emocionales sin necesidad de salir a correr".

Corre mejor sin correr

Nike Run Club

Para cada carrera

Historias relacionadas

Haz que los más pequeños se llenen de energía de forma saludable

A fondo

Haz que los más pequeños se llenen de energía de forma saludable

Fuerza sobrehumana

A fondo

Fuerza sobrehumana

Juega y entrena en familia: congelados

A fondo

Juega y entrena en familia: Congelados

Ayuda a los niños a enamorarse del movimiento

A fondo

Consigue que a los más pequeños les apasione moverse

Remix de fuerza: edición familiar

A fondo

Remix de fuerza: edición familiar