4 tipos diferentes de zapatillas de running y cómo elegir las que mejor se adapten a ti

Guía de compra

Olvídate de ir de compras a ciegas con esta cómoda guía de zapatillas de running.

Última actualización: 29 de noviembre de 2021
9 min de lectura
La guía definitiva sobre los diferentes tipos de zapatillas de running

Toda buena sesión de running empieza por los pies. O, más bien, por las zapatillas que llevas puestas en los pies. El par perfecto hace que los kilómetros se pasen volando. Un par que no te vaya bien hará que cada paso parezca una maratón.

Para garantizar el éxito, es fundamental que encuentres tus zapatillas de running ideales. El problema es que hay tantos tipos de zapatillas de running que es imposible saber dónde buscar. Además, los fabricantes usan términos como drop del talón, estabilidad y supinación; y a este batiburrillo se suman palabras como suela exterior, antepié y mediopié. Es suficiente para confundir a cualquier runner.

Pero no te preocupes. Aquí tienes un resumen de los tipos de zapatillas de running más habituales del mercado. Además, te daremos algunos consejos para encontrar el par perfecto.

4 tipos de zapatillas de running, de mayor a menor nivel de sujeción

Existen muchos tipos de zapatillas de running. "La mayoría pueden clasificarse dentro de un espectro de sujeción, de minimalistas a neutras, de estabilidad y, finalmente, de control del movimiento", afirma Jason Fitzgerald, coach de running certificado por el organismo nacional de gobierno de Estados Unidos para los deportes de atletismo (USATF) y dueño de Strength Running.

  1. Control del movimiento: en la parte superior de la escala de estabilidad se encuentran las zapatillas con control de movimiento. Según Fitzgerald, las zapatillas de running con control de movimiento vienen con toda la parafernalia: un buen trozo de espuma en la mediasuela interior (llamado refuerzo medio), una sujeción máxima en el puente del pie y un drop alto en el talón (diferencia de amortiguación entre el talón y la puntera de la zapatilla). Estas características están pensadas para refrenar la sobrepronación grave. La sobrepronación ocurre cuando el pie se inclina hacia dentro al correr.
  2. Estabilidad: las siguientes en la lista son las zapatillas de running que aportan estabilidad. Estas son adecuadas para runners con una sobrepronación más leve. Las zapatillas con estabilidad tienen menos acolchado, un drop del talón más bajo y refuerzos medios más finos, lo que reduce la sujeción.
  3. Neutras: las zapatillas de running neutras están pensadas para runners sin sobrepronación. Según Fitzgerald, suelen ser más ligeras, cuentan con un menor drop del talón y, en ellas, casi toda la amortiguación se encuentra en el talón.
  4. Minimalistas: como su propio nombre indica, las zapatillas de running minimalistas vienen con menos florituras. Intentan imitar la sensación de pisada natural que se tiene al correr descalzo. Para ello, muchas zapatillas minimalistas eliminan la amortiguación extra, bajan el talón para que la suela sea prácticamente plana y ensanchan la puntera para que los dedos de los pies puedan separarse. Este tipo de zapatilla proporciona muy poca sujeción.

Otras categorías de zapatillas de running

Además de los cuatro tipos habituales de zapatillas de running, existen varias categorías más que deberías tener en cuenta.

Zapatillas de running para asfalto: están diseñadas para absorber los impactos y proteger las articulaciones al correr sobre superficies duras. Tanto las zapatillas de running para asfalto como las zapatillas de running para el día a día ofrecen la sujeción y amortiguación que necesitan la mayoría de los runners.

Zapatillas de trail running: están pensadas para runners que hacen sesiones largas sobre diversos terrenos. Muchas aportan tracción en el talón y la puntera para un mejor agarre. Además, están acolchadas para adaptarse al suelo rocoso. Las zapatillas de trail running Nike están diseñadas para resistir a los senderos embarrados y a las inclemencias del tiempo.

Zapatillas planas de competición: esta clase de zapatilla de running de rendimiento está diseñada para obtener la máxima velocidad. Las zapatillas de competición Nike son superligeras y apenas tienen drop en el talón.

Zapatillas de running con clavos: al igual que las zapatillas planas de competición, las que tienen clavos están diseñadas para carreras rápidas. Sin embargo, las zapatillas de pista running cuentan con clavos afilados, de metal o cerámica, que van atornillados en la suela. Los clavos aportan la tracción que necesitas para competir en pista o por rutas de tierra o hierba.

"Lo único que puede ayudar a los runners a descubrir sus preferencias y su tipo de zapatilla ideal es la experiencia y mucho ensayo y error".

Jason Fitzgerald
Coach de running certificado por la USATF y dueño de Strength Running

Cómo encontrar el par perfecto para ti

  1. 1.Identifica tu tipo de pronación

    La pronación se refiere a la forma que tiene el pie de inclinarse hacia dentro al entrar en contacto con el suelo. Además, la pronación afecta a la carrera. Una ligera inclinación es normal, pero muchos runners se exceden en una dirección. Se clasifican en dos tipos de pronación diferentes: sobrepronación y supinación. Lo que marca la diferencia es tu tipo de puente o de pie. Las personas con puentes bajos suelen tener un exceso de pronación. Por otro lado, las personas con puentes altos tienden hacia la supinación excesiva.

  2. 2.Sobrepronación y supinación

    Si tu pisada es sobrepronadora, desplazas el peso demasiado hacia dentro. Si te falta pronación (hecho conocido como supinación), desplazas el peso demasiado hacia fuera.

    El problema de la sobrepronación y la supinación es que ninguna de las dos permite que los pies absorban los impactos como deberían. Esto añade tensión e inestabilidad en todo el cuerpo.

    Elegir las zapatillas según el tipo de pronación hará que cada pie pise en la posición ideal. Esto te ayudará a distribuir la fuerza que viene del suelo y a prevenir dolores y lesiones. Por no hablar de que la zapatilla perfecta será más cómoda durante una sesión de running.

    Una forma fácil de saber si tu pisada es supinadora o sobrepronadora es coger un par de zapatillas que te hayas puesto mucho, darles la vuelta y fijarte en el patrón de desgaste de las suelas. Si tienes sobrepronación, verás un desgaste excesivo en el borde interior de las suelas. En este caso, puede que te vengan bien unas zapatillas con estabilidad y una mediasuela más firme. Por el contrario, la supinación provocará un desgaste excesivo en el borde exterior. Puede que lo que mejor te vaya sea una zapatilla neutra, pero prueba varios pares hasta que lo tengas claro.

    Algunas zapatillas Nike son mejores para la sobrepronación, mientras que otras zapatillas Nike son mejores para la supinación. Si tienes dudas, pide consejo a los expertos de tu tienda Nike. Podrán sugerirte zapatillas e incluso realizar un estudio de la pisada (una prueba de correr que evalúa tus patrones de movimiento) para identificar tu tipo de pronación.

  3. 3.Encuentra las zapatillas para tu modalidad de running

    "Las zapatillas de running pueden ser herramientas para entrenar, así que es importante pensar en qué tipo de sesión de running vas a hacer", indica Fitzgerald.

    • Técnica: si tus sesiones de running te llevan por terrenos accidentados, puede que las zapatillas de trail running sean la mejor opción.

    • Velocidad: para los intervalos rápidos, elige zapatillas minimalistas y ligeras. No supondrán un peso añadido. Ten en cuenta que las zapatillas para asfalto ideales no serán las mismas que las zapatillas perfectas para trail running.

    • Larga distancia: según Fitzgerald, si vas a hacer carreras largas que supongan estar mucho tiempo corriendo, necesitarás unas zapatillas con más sujeción.

    • Recuperación: durante las sesiones de running suaves de recuperación, Fitzgerald aconseja que evites las zapatillas minimalistas y que te pongas unas con más sujeción (como las zapatillas neutras o con estabilidad). De esta forma, los pies y las piernas no tendrán que trabajar tanto para estabilizarte y se recupararán antes.

    Prueba el buscador de zapatillas Nike para encontrar el par perfecto para ti.

  4. 4.Ten en cuenta la comodidad

    Al final, las zapatillas de running perfectas para ti son las que te resulten más cómodas. ¿Te sientes mejor con un drop del talón alto o prefieres una sensación de pisada natural? ¿Los talones curvos (habituales en muchas zapatillas de trail running) te desestabilizan la pisada? ¿Tienes un nivel de running principiante o experto? ¿Qué tipo de amortiguación prefieres?

    "Lo único que puede ayudar a los runners a descubrir sus preferencias y su tipo de zapatilla ideal es la experiencia y mucho ensayo y error", declara Fitzgerald. En otras palabras, prepárate para hacer kilómetros con muchas zapatillas diferentes hasta encontrar el par ideal.

3 consejos para conseguir un ajuste seguro

  1. Ciñe los cordones para que las zapatillas estén ajustadas mientras corres. Pero no los aprietes hasta el punto de notar presión en la parte superior del pie.
  2. Comprueba que el talón se ajusta cómodamente a la parte posterior de la zapatilla. Tiene que estar lo suficientemente apretado para que el talón no roce al caminar o correr, pero lo suficientemente holgado para que no limite el movimiento.
  3. El pie debería mantenerse en su sitio con cada paso que des. La parte inferior de las zapatillas debería doblarse con el pie, sin apretarlo y evitando que se resbale.

Preguntas frecuentes sobre las zapatillas de running

¿Cómo elijo zapatillas de running para una maratón?

Las distancias más largas requieren zapatillas con una mayor sujeción. Para entrenar, busca un par con más amortiguación que absorba los impactos a medida que vas sumando kilómetros. Cuando llegue el día de la carrera, te recomendamos que te pongas unas zapatillas más ligeras centradas en el rendimiento. Solo tienes que acordarte de salir a correr un par de veces con las zapatillas de competición antes de la carrera.

¿Qué tipo de zapatillas de running son ideales para principiantes?

No es necesario que los principiantes utilicen zapatillas diferentes a las de alguien que ha corrido varias maratones. De hecho, los pasos para encontrar el par perfecto son los mismos que para todos los runners. Piensa en el tipo de sesiones que vas a hacer, ten en cuenta tu tipo de pronación y decántate por zapatillas de running con las que te sientas a gusto.

¿Qué diferencia hay entre las zapatillas de entrenamiento y las zapatillas de competición?

Las zapatillas de entenamiento suelen ser más pesadas y tener más amortiguación para absorber los impactos. Esto reduce la tensión que ejercen todos esos kilómetros sobre las piernas. La mayoría de tus sesiones de running serán con zapatillas de entrenamiento.

Las zapatillas de competición están diseñadas para el rendimiento y la velocidad. Ofrecen un diseño ligero y un acolchado de espuma reactiva que te propulsa en cada paso. Pero no las reserves para el día de la carrera. Estrénalas con varias carreras rápidas y comprueba si el ajuste y la sensación son los adecuados.

Historias relacionadas

Las mejores zapatillas para correr largas distancias

Guía de compra

¿Cuáles son las zapatillas Nike ideales para running de larga distancia?

Las mejores zapatillas para correr largas distancias

Guía de compra

¿Cuáles son las zapatillas ideales para running de larga distancia?

¿Cómo deben quedar las zapatillas de running?

Guía de compra

Guía de ajuste de zapatillas de running: lo que debes saber para comprarlas

Las mejores zapatillas de running de pisada del talón de Nike

Guía de compra

Las zapatillas Nike que aportan más comodidad y sujeción a runners que pisan con el talón

Las zapatillas de running más ligeras de Nike

Guía de compra

Las mejores zapatillas de running ligeras Nike para aumentar la velocidad y el rendimiento