....
In Mallory Pugh's Own Words

Testimonio de Mallory Pugh: "He venido a ganar"

"Siempre que he podido, he querido ver, entrenar y jugar al fútbol. Toda mi vida ha girado en torno a este. Finalmente, la cosa se puso seria en 2017, cuando tuve que tomar una decisión muy importante.

Os pondré en situación: tenía 18 años y estaba en la UCLA (Universidad de California en Los Ángeles) con una beca de fútbol. En otras palabras, estaba haciendo todo lo que se supone que debes hacer como jugadora de fútbol en EE. UU. Vas a los campamentos de fútbol, te esfuerzas, obtienes una beca universitaria y, después de graduarte, te haces profesional. Simple, ¿verdad? Bueno, tal vez no sea tan sencillo. Pero así funcionan las cosas: empiezas en el punto A y, si eres lo suficientemente buena, puedes pasar al B.

In Mallory Pugh's Own Words

Recuerdo que aquella noche me fui a la cama con mucha ansiedad y nervios, así que antes de quedarme dormida, recé. Y le pregunté a quienquiera que esté allí arriba: "Cuando me levante mañana por la mañana, ¿podrías, por favor, mandarme una señal? ¿Cómo puedo saber qué es lo correcto? ¿Cómo puedo saber qué es lo que quiero hacer?". Poco después me dormí y tuve un sueño.

Y ahí estaba yo, completamente sola en mitad de una habitación oscura. Pero entonces, de repente, aparecieron unas lucecitas que formaron una luz realmente grande. Era un completo disparate (por favor, no os riáis de mi sueño). Pero de la manera más extraña, lo prometo, ese descabellado sueño me mostró lo que tenía que hacer. Fue como si por mi extraña lógica del sueño, de alguna manera me despertara sintiendo que había entendido lo que trataba de decirme. Llamé a mi familia esa misma mañana para decirles que había tomado una decisión: iba a dejar las clases. Quería ser profesional.

"Lo sabemos", dijo mi padre. "Estamos muy orgullosos de ti".

In Mallory Pugh's Own Words

Ahora tengo un objetivo. Un objetivo para este año, para este torneo y para siempre: quiero ser la mejor en todo lo que haga. Mia Hamm fue una de mis referentes cuando era pequeña, así que espero poder marcar la diferencia este verano.

Al mismo tiempo, seamos honestos, todavía tengo 20 años. Y no importan ni la dureza de mis palabras ni lo confiada que pueda parecer con respecto a mis objetivos para el campeonato mundial y lo que venga después. Hay una parte de mí que siempre será la Mal original: aprendiendo sobre la marcha y tropezando por el camino. Esa apasionada del fútbol que no juega por ambición, ni por reconocimiento, ni por el deseo de ser la mejor, sino porque, simplemente, tiene tanta energía, espíritu y amor por el juego que no sabe qué hacer con ello. Tiene que darle salida de algún modo.

Muchas gracias por leer mi historia. Nos vemos en Francia. Mallory Pugh ha venido a ganar".


In Mallory Pugh's Own Words

Sueña con nosotras

Hazte con la nueva equipación de la selección femenina de EE. UU. y sueña con Mallory y el resto del equipo durante el campeonato internacional de este verano.