Conéctate con el poder del efecto placebo

Asesoramiento

Cuando tu cerebro cree que una técnica de recuperación te ayuda a progresar, al cuerpo probablemente no le importe mucho si está respaldada por datos científicos o no.

Última actualización: 25 de julio de 2022
6 minutos de lectura
  • El efecto placebo es creer firmemente en un resultado que experimentas, independientemente de lo que diga la ciencia.
  • Hay cosas como los baños de hielo que no cuentan con mucha investigación que los respalde. Pero a pesar de esto, es posible que el cerebro libere de todas formas endorfinas cuando tomas uno, lo que contribuye a tu progreso.
  • Obtén la perspectiva de otras personas sobre el beneficio de una técnica para aumentar el efecto.


Sigue leyendo para obtener más información.

El efecto placebo funciona: ésta es la razón

Imagina que tu compañero prepara café y beberlo te hace sentir lleno de energía y concentración. ¿Qué pasaría si, luego de tomar media taza, te enteraras de que se trata de café descafeinado? ¿Dejarías de beberlo? Tu respuesta importa menos que el fenómeno responsable del impulso libre de cafeína: el efecto placebo.

"El efecto placebo es cuando alguien experimenta un resultado positivo basado en su creencia en una intervención más que en las características de esta", explica Shona Halson, doctora en fisiología del ejercicio y profesora asociada de la Universidad Católica de Australia, especialista en recuperación. También consiste en no tener dudas de que lo que estás probando tendrá un resultado positivo, incluso si no existen pruebas que lo confirmen.

Muchos atletas pueden estar usando el efecto placebo para progresar en los entrenamientos cuando prueban nuevas y estimulantes técnicas de recuperación, incluso sin darse cuenta. A pesar de su popularidad, muchos de estos métodos, que incluyen las pistolas de masaje muscular (imagina un taladro eléctrico con una pelota de espuma en el extremo giratorio) y la crioterapia (enfriarse en una cámara helada), podrían relacionarse tanto a los beneficios psicológicos como a la experiencia fisiológica, a veces relacionado más a lo segundo.

Por ejemplo, los calcetines de compresión se promueven como una forma de reducir la inflamación y el dolor después del entrenamiento. Sin embargo, una reciente evaluación sistemática de artículos científicos del Journal of Sports Medicine de acceso abierto sugiere que los participantes que usaron los calcetines experimentaron una baja percepción del dolor de músculos, pero no hubo beneficios en los indicadores de daño muscular o inflamación. Otro estudio publicado en el International Journal of Sports Physiology and Performance descubrió que los efectos de recuperación de los calcetines podrían optimizarse más cuando los atletas creen que funcionarán.

También existen dispositivos de compresión neumática, que parecen yesos suaves para los brazos y las piernas. Los investigadores señalaron en el International Journal of Exercise Science que el efecto placebo podría explicar por qué los participantes reportaron un tiempo de recuperación más rápido y un menor dolor muscular de aparición tardía cuando utilizaron estos dispositivos que cuando llevaban una manga de compresión tradicional de uso continuo. (Quizás la apariencia de tecnología avanzada de los dispositivos neumáticos los hizo parecer más legítimos, es una posibilidad).

Resultados similares aplican a otros métodos de recuperación, como los baños de hielo y los masajes. Algunas investigaciones descubrieron que la mayoría de los participantes tuvo mejores resultados cuando creían que la terapia sería útil, demostrando una vez más el poder del cerebro en el progreso.

El efecto placebo funciona: ésta es la razón

La psicología detrás del efecto placebo

Entonces, ¿eso significa que estas personas deberían dudar de su experiencia? De ninguna manera, comenta Halson. Es posible que la sensación misma esté en tu cabeza, pero sus impactos son auténticos.

"El efecto placebo generalmente involucra expectativas, que son administradas por la corteza prefrontal del cerebro", explica Lauren Atlas, doctora en psicología e investigadora del dolor y la neurociencia afectiva del Centro de Nacional de Salud Complementaria e Integral de los Institutos Nacionales de la Salud. "Esa región puede conectarse con otras que provocan que los químicos sean liberados y afecten las respuestas del cuerpo, como las endorfinas (las hormonas que te hacen sentir bien)". Existen múltiples tipos de placebo, comenta ella, y algunos pueden activar tu sistema opioide para bloquear las señales de dolor y que no lleguen al cerebro, mientras que otros pueden cambiar tus emociones y hacer que sientas una mayor relajación.

Sin embargo, existe otra razón por la que el efecto placebo aparece con tanta frecuencia en las investigaciones sobre la recuperación en particular. "En un deporte, ganar puede reducirse a pequeñas fracciones de un segundo", señala Halson. "Y la mayoría de los atletas más serios intentarán casi cualquier cosa para obtener esa ventaja", especialmente si es algo tan simple como usar un calcetín.

La idea de tener un ritual puede aumentar el potencial de los efectos placebo, agrega Halson. "La mayoría de las técnicas de recuperación son experiencias muy sensoriales", comenta. Así que, si sientes que estás haciendo algo bueno al cuerpo cada vez que tiemblas durante un baño de hielo o frotas gel recuperador en tus músculos, esa creencia, y la confianza que inspira, pueden brindarle poder a tu subsiguiente rendimiento. Entre más quieras que algo funcione, más probabilidades hay de que creas que lo hará, afirma Halson.

Cómo usar el efecto a tu favor

¿Quieres probar una nueva estrategia de recuperación? Si vas con dudas, te arriesgas a tener una mala experiencia, o lo que los expertos llaman "efecto nocebo", afirma Atlas. Lo mejor que puedes hacer es tener una mente abierta; y asegurarte de usar el método o la herramienta, ya sea una pistola de masaje muscular o estimulación eléctrica, por las razones correctas: están pensados para optimizar tu recuperación, no para sanar un problema físico más grave. "Si tiene un problema subyacente o una lesión, es mejor que veas a un profesional", dice Halson.

¿Te intriga algo que viste en redes sociales o que leíste en línea? Habla con otras personas, como tus amigos más activos o un terapeuta físico que haya experimentado con varias técnicas de recuperación, para descubrir qué opinan, sugiere Halson. Si alguien más está muestra entusiasmo por los beneficios de una técnica, eso hará que creas en sus habilidades tú también.

Sin ánimos de analizar el análisis, no quiero dejar de mencionar que, si crees que el efecto placebo es real y efectivo, es más probable que lo percibas. Sí, existe un efecto placebo para el efecto placebo. Increíble.

Texto: Ashley Mateo
Ilustraciones: Gracia Lam

ECHA UN VISTAZO

¿Todo listo para comenzar tu propio ritual de recuperación? Prueba el programa Enamórate del vinyasa en la Nike Training Club App. Además, te invitamos a explorar la biblioteca de Nike de artículos científicos respaldados por expertos para obtener aún más orientación sobre cómo recuperarte.

ECHA UN VISTAZO

¿Todo listo para comenzar tu propio ritual de recuperación? Prueba el programa Enamórate del vinyasa en la Nike Training Club App. Luego, descubre cómo aprovechar el poder de tu mente con la Dra. Alia Crum, psicóloga, en el podcast Trained de Nike.

Historias relacionadas

Seis hábitos de la mentalidad del atleta

Asesoramiento

Mejora tu actitud mental y olvida las dudas

Formas simples para evitar comer por estrés

Asesoramiento

¿Qué es la alimentación emocional y cómo se controla?

¿Nacemos tenaces o nos volvemos tenaces?

Asesoramiento

¿Nacemos tenaces o nos volvemos tenaces?

Cómo manejar los dolores y las molestias del embarazo con el movimiento, según los expertos

Esto es Nike (M)

Qué puedes hacer con las molestias del embarazo

Cómo afecta la recuperación al sistema inmunológico

Asesoramiento

Cómo afecta la recuperación a tu sistema inmunológico