25 % de descuento en toda la web

Nike Member, utiliza el código GAME21 al pasar por caja. Se aplican excepciones.* Comprar * Términos de la promoción

Comparar Sujetadores Deportivos

Hablemos de sujetadores deportivos

¿Sabías que el pecho no tiene ningún sistema de sujeción natural? Cuando te mueves, puede llegar a dolerte y resultar incómodo. En estos casos, lo mejor es que te hagas con un sujetador deportivo. El adecuado se mantendrá ceñido y firme con cada movimiento para no distraerte mientras entrenas. Pero, con tantas opciones, ¿cuál elegir? Es una decisión muy importante y debes tener muchas cosas en cuenta: te contamos todo lo que necesitas saber para decidirte.

Nivel de sujeción

¿Sujeción ligera, media o alta? Aunque ahora mismo no sepas cuál es el nivel perfecto para ti, para descubrirlo debes tener en cuenta, entre otras cosas, el deporte que practicas y la talla que usas. Aunque cada nivel sirve para una cosa diferente, lo más importante es cómo te quieres sentir. A continuación te explicamos qué ofrece cada nivel de sujeción.

Comparar Sujetadores Deportivos
Comparar Sujetadores Deportivos
Comparar Sujetadores Deportivos

Sujeción ligera

Al igual que los sujetadores anchos clásicos, los modelos con este nivel de sujeción apenas se notan, aunque se agarran mejor y no se deslizan tanto. Son ideales si tienes el pecho pequeño y practicas actividades tranquilas y de movimientos suaves, como yoga o pilates. También son perfectos para salir a pasear. Te sentirás tan a gusto que querrás llevarlos todos los días.

Sujeción media

Ciñamos un poco las cosas… Más apretados, con tirantes más gruesos y mayor protección para mantenerlo todo en su sitio: este es el nivel de sujeción más versátil que encontrarás. Estos sujetadores son perfectos para training, ciclo indoor, danza y clases de entrenamiento.

Sujeción alta

Si buscas el máximo nivel de firmeza, estos sujetadores son la mejor opción. El material superceñido y los tirantes diseñados para aligerar la carga de los hombros aportan una sujeción alta, ideal si tienes el pecho grande y participas en actividades intensas, como deportes de equipo y cualquier ejercicio que implique dar muchos saltos. Si tu pecho es bastante grande, te vendrán para todo tipo de ejercicios, sea cual sea su nivel de intensidad.

Tipo de sujeción

Al igual que el nivel de sujeción, el tipo de sujeción que necesitas depende de cómo quieras sentirte. Tenemos dos opciones diferentes para asegurarnos de que encuentras justo lo que buscas.

Comparar Sujetadores Deportivos

Encapsulación

Esta palabra tan enrevesada se refiere a las copas separadas. Cuando cada mama tiene su propio compartimento, el movimiento se limita al mínimo. Ideal si tienes el pecho grande y si practicas deportes de alto impacto.

Comparar Sujetadores Deportivos

Compresión

El clásico abrazo de oso. Esta opción aprieta el pecho contra el torso gracias a su material ceñido pero cómodo. Ideal si tienes el pecho pequeño y practicas entrenamientos de bajo impacto.

Comparar Sujetadores Deportivos
Comparar Sujetadores Deportivos

Encapsulación

Esta palabra tan enrevesada se refiere a las copas separadas. Cuando cada mama tiene su propio compartimento, el movimiento se limita al mínimo. Ideal si tienes el pecho grande y si practicas deportes de alto impacto.

Compresión

El clásico abrazo de oso. Esta opción aprieta el pecho contra el torso gracias a su material ceñido pero cómodo. Ideal si tienes el pecho pequeño y practicas entrenamientos de bajo impacto.

Ahora que ya hemos cubierto el pecho (literalmente), pasemos a analizar otros factores que debes tener en cuenta a la hora de elegir el mejor sujetador deportivo: tirantes finos o tirantes gruesos, aros para conseguir más sujeción, sujetadores sin costuras para disfrutar de comodidad total, bolsillos (!) y tejido con capilarización del sudor, por nombrar algunos detalles. Como siempre, ten en cuenta qué te resulta más cómodo para tomar la decisión final.

Ajuste

Sin el ajuste adecuado, hasta el mejor de los sujetadores deportivos te decepcionará. Para asegurarte de que el elegido supera el examen, pruébatelo y revisa las siguientes áreas clave:

Banda y tirantes

Si la banda de debajo del pecho se mantiene en su sitio cuando levantas los brazos, llevas el ajuste correcto. Además, tiene que quedar a la altura de las costillas, con suficiente espacio para meter dos dedos por debajo. Los tirantes deben darte seguridad sin apenas notarse. Si se clavan o te rozan, no es el ajuste ideal para ti.

Protección

Asegúrate de que la tela te protege completamente sin dejar huecos, sobresalir, arrugarse ni quedar demasiado apretada.

Firmeza

Da cinco saltos de tijera (o cualquiera de los movimientos que suelas hacer en un entrenamiento). ¿Notas que el pecho se mueve demasiado? Busca un diseño con mayor sujeción, que tenga tirantes más anchos o una espalda cruzada segura.

Banda y tirantes

Si la banda de debajo del pecho se mantiene en su sitio cuando levantas los brazos, llevas el ajuste correcto. Además, tiene que quedar a la altura de las costillas, con suficiente espacio para meter dos dedos por debajo. Los tirantes deben darte seguridad sin apenas notarse. Si se clavan o te rozan, no es el ajuste ideal para ti.

Protección

Asegúrate de que la tela te protege completamente sin dejar huecos, sobresalir, arrugarse ni quedar demasiado apretada.

Firmeza

Da cinco saltos de tijera (o cualquiera de los movimientos que suelas hacer en un entrenamiento). ¿Notas que el pecho se mueve demasiado? Busca un diseño con mayor sujeción, que tenga tirantes más anchos o una espalda cruzada segura.

Cuidados

Ya has encontrado el adecuado. ¿Ahora qué?

Con los cuidados adecuados, tu nuevo sujetador deportivo gozará de una vida larga y feliz. La sal del sudor puede desgastar el tejido con el tiempo, por eso es importante lavarlo justo después de usarlo. Hay varios métodos (cada material es diferente), así que te recomendamos que mires la etiqueta. Si todavía no lo tienes claro, te daremos consejos para que siempre lo tengas limpio.

Lavado

Lo mejor es que lo laves a mano siempre que sea posible, porque es más delicado. No pasa nada si lo metes en la lavadora, pero primero asegúrate de protegerlo: engancha los cierres, quita las almohadillas, mételo en una bolsa para ropa y elige un programa para prendas delicadas.

Secado

Al igual que con el lavado, lo mejor el sujetador es alejarse de las máquinas: cuando lo dejas secar al aire, los materiales, el color y la forma del sujetador deportivo se preservan mejor. Además, no tiene mucha complicación: colócalo plano sobre una toalla o cuélgalo por el centro de una barra de ducha o percha. Si no hay más opción que la secadora, mételo en una bolsa para ropa delicada y elige un programa a baja temperatura. Te lo agradecerá.

Comparar Sujetadores Deportivos

¿Buscas un sujetador deportivo para niña?

Si crees que está lista para utilizar su primer sujetador deportivo, nosotros te ayudamos a encontrarlo. Descubre todo lo que necesitas saber (desde el ajuste hasta el nivel de sujeción) para seguir moviéndote junto a ella.

Respuestas a lo que no preguntas

En la serie Respuestas a lo que no preguntas contestamos a esas cuestiones que nunca te has atrevido a consultar sobre el pecho, los sujetadores deportivos y el ejercicio. Desde el sudor en esa zona hasta el pecho asimétrico (cosas totalmente normales), te damos toda la información que necesitas.

Comparar Sujetadores Deportivos