Haz tu pedido con tiempo

Asegúrate de que tus pedidos lleguen a tiempo para las fiestas. Comprar Ayuda

¿Qué buscar en unas zapatillas de running para el invierno?

Guía de productos

Para correr en invierno necesitas unas zapatillas adecuadas que, además de protegerte y ofrecerte sujeción, te aporten calidez y te ayuden a rendir más.

Última actualización: September 29, 2021
10 min de lectura
Qué buscar a la hora de elegir zapatillas de running para el invierno

No hay que dejar de entrenar solo porque llueva o nieve.Mientras algunas personas se recluyen en interiores, tú puedes enfrentarte al viento y meter los pies en la nieve para cumplir tus objetivos.

Dicho esto, recuerda ser prudente cuando corras en invierno.No solo tienes más posibilidades de resbalarte y caerte, sino que, además, el frío puede aumentar el riesgo de lesiones musculoesqueléticas.Llevar unas zapatillas adecuadas que te protejan y te den sujeción es lo más importante en invierno.Por eso, si corres en climas muy fríos, debes utilizar zapatillas de running especiales para el invierno.

¿Cuáles son las mejores zapatillas de running de invierno para ti?

Elegir unas zapatillas de running de invierno puede ser todo un reto.Tienes que buscar un modelo que te dé calidez y te proteja del mal tiempo. Pero es igual de importante que sea cómodo y te ofrezca un buen nivel de estabilidad.

Para encontrar las mejores zapatillas de running para ti debes tener en cuenta el clima en el que vivas, la superficie en la que corras y la anatomía del pie.Te contamos lo que necesitas saber para elegir la mejor opción para el frío según tus necesidades.

Características imprescindibles de unas zapatillas para el invierno

Aislamiento

El aislamiento térmico es la capacidad de unas zapatillas de retener el calor corporal y ofrecer protección contra el viento.La mayoría de las zapatillas impermeables, combinadas con calcetines de running para el invierno, proporcionan suficiente aislamiento para mantener la calidez cuando hace frío.Pero si vas a correr a temperaturas extremadamente bajas, es posible que necesites unas zapatillas con una parte superior diseñada para evitar que el viento llegue a los pies.

Impermeabilidad

Si corres con lluvia o nieve, necesitas unas zapatillas con las que no te mojes los pies.Deberían tener una parte superior duradera repelente al agua o impermeable.Si donde corres hace muchísimo frío, quizá te interesen unas zapatillas con membrana GORE-TEX. Esta tecnología tiene pequeños poros por los que el agua no pasa, pero que son lo suficientemente grandes como para ofrecer transpirabilidad y capilarización del sudor.

Visibilidad

En los meses de invierno hay menos horas de luz, por lo que es posible que corras con frecuencia en condiciones de poca visibilidad.Los coches necesitan más tiempo para frenar cuando hay humedad, así que es importante que se te vea de lejos.Si vas a invertir en unas zapatillas para el invierno, lo mejor es optar por un par con elementos reflectantes que te den ese extra de visibilidad.

Protección

Si corres en entornos con nieve, especialmente caminos naturales sin pavimentar, unas zapatillas de perfil bajo no te darán suficiente protección contra el frío ni evitarán que la lluvia y la nieve te calen los calcetines.Te irá mejor un modelo de perfil alto que vaya a una con tu ropa de invierno para mantener la calidez y evitar mojarte.

Tracción

Deberías elegir unas zapatillas con una suela exterior hecha de compuesto de goma diseñado para darte agarre en el asfalto o el terreno natural con más facilidad cuando haya agua o hielo.Evita las suelas exteriores de espuma si vas a correr por zonas donde haya barro o nieve a medio derretir.Para disfrutar de una buena tracción también van bien las zapatillas con tacos pequeños y profundos en la parte inferior.

Qué buscar a la hora de elegir zapatillas de running para el invierno

Para el frío, busca zapatillas que lleven GORE-TEX.

El efecto del frío en las propiedades de las zapatillas de running

La mayoría de las zapatillas de running tienen mediasuelas y suelas interiores de espuma EVA, que es un material sintético que ofrece amortiguación y reactividad.Esta espuma se pone más rígida cuando hace frío, lo que significa que las zapatillas dan menos de sí cuando el pie impacta contra el suelo.

Este aumento presión es similar a correr en una superficie más dura.No se ha relacionado con una mayor incidencia de lesiones, pero es algo ante lo que estar alerta cuando corres en condiciones de frío, especialmente si tiendes a necesitar mucha amortiguación.Como la espuma EVA se pone cada vez más rígida con el tiempo, tendrás que cambiar de zapatillas de running con la suficiente frecuencia.

El efecto del frío en las personas

El frío no solo afecta a las propiedades de las zapatillas, sino también a los tejidos musculares.La exposición al frío puede disminuir tus capacidades propioceptivas, tu fuerza y tu agilidad.Con la reducción de estas medidas de rendimiento puede aumentar el riesgo de lesiones musculoesqueléticas. Por eso tienes más probabilidades de sufrir una lesión al correr en condiciones de frío.

Dado que está demostrado que llevar las zapatillas adecuadas reduce el riesgo de lesiones, tu mejor línea de defensa es contar con unas que te den un ajuste cómodo y te proporcionen la amortiguación y la sujeción suficientes.

Lleva zapatillas adecuadas para las condiciones en las que corras

Si corres en condiciones de frío y humedad

Si en tu zona los inviernos son suaves, con lluvia y temperaturas por encima de cero, tan solo necesitas un modelo de running repelente al agua que mantenga la calidez y unos calcetines de running impermeables para el invierno.Quizá también te venga bien ponerte una protección para zapatillas de running de invierno o unas polainas impermeables por encima de las zapatillas de running de verano para mantener la humedad a raya y retener la calidez.

Si vas a hacer trail running en zonas que se embarran cuando llueve, elige zapatillas específicas de trail running.Este tipo de modelos están hechos con una goma más adherente y tienen unos tacos más profundos en la suela exterior.Son un poco más rígidos que los modelos de running para el día a día, pero también ofrecen una mejor protección contra el mal tiempo y el terreno más exigente.

Si corres por asfalto o aceras con nieve

Las zapatillas de trail impermeables ofrecen el extra de tracción que necesitas para correr en asfalto, aceras y caminos llanos con nieve.Aunque este tipo de superficies puede desgastar la goma de las zapatillas de trail running en verano, la nieve requiere de una mayor tracción, aislamiento térmico e impermeabilidad.

Busca zapatillas duraderas con patrones de suela variados o suelas exteriores de goma adherente que recuerden a los neumáticos de invierno.Si corres por asfalto, también debes elegir un modelo con diseño reflectante por cuestiones de seguridad.

Si corres por caminos naturales con nieve

Los servicios de retirada de nieve no suelen llegar a los senderos de montaña menos transitados, así que es probable que acabes corriendo sobre una capa de nieve o barro más profunda que las que encuentras en terrenos urbanos.Necesitarás una parte superior de perfil alto repelente al agua para mantener la nieve y la suciedad a raya.El forro de GORE-TEX será la opción más efectiva para no mojarte.Presta atención también a la suela exterior de las zapatillas y elige unas que te ofrezcan un buen agarre.

Si corres en superficies con hielo

Si no le temes a correr sobre el asfalto o senderos naturales con hielo, te hace falta la máxima durabilidad y tracción.Necesitas unas zapatillas que tengan una suela exterior con clavos para no resbalarte.Si también corres sobre capas profundas de nieve, elige un diseño que tenga también tacos profundos.Asegúrate de elegir zapatillas que te den suficiente aislamiento y póntelas con unas polainas si necesitas más protección.

Qué buscar a la hora de elegir zapatillas de running para el invierno

Elegir unas zapatillas de running de invierno para tu cuerpo

Ajuste y comodidad

Aunque algunas tiendas ofrezcan un análisis de pisada para elegir unas zapatillas, es más importante elegir un modelo de running que te resulte cómodo.Unas zapatillas que se ajusten a ti correctamente van a darte la máxima comodidad y a reducir el riesgo de lesiones.Sigue estos consejos para encontrar un ajuste adecuado:

  • Compra durante la tarde.Los pies tienden a hincharse a lo largo del día. Por eso es conveniente ir a buscar tus nuevas zapatillas a partir de las 17:00 para conseguir el ajuste más preciso.
  • Comprueba tu talla.Para empezar, usa las guías de tallas de la marca para hacerte una idea de cuál sería la tuya basándote en tus medidas.De todas formas, debes confiar en cómo notas las zapatillas cuando te las pruebes.
  • Si tienes dudas, opta por media talla más.Si no lo tienes claro o vas a hacer una compra online, lo mejor es pedir media talla más.Las zapatillas con algo de espacio adicional suelen ser más cómodas que las que quedan demasiado ceñidas.
  • Comprueba el espacio de la puntera.Clava el pulgar entre el pie y el borde de las zapatillas.Debería quedarte como medio dedo de espacio entre los dedos de los pies y la puntera de las zapatillas.Asegúrate de que puedes mover y flexionar los dedos con comodidad.
  • Pruébatelas con calcetines de running.Cuando vayas a comprar zapatillas, llévate unos calcetines de running de invierno para probártelas.Este tipo de calcetines impermeables y cálidos suelen ser más gruesos que los estándar del día a día. Por eso es importante que te los pongas cuando vayas a buscar el ajuste perfecto.
  • Corre un poco.Caminar con unas zapatillas de running no es el mejor test para ver lo cómodas que serán cuando subas la velocidad.Corre un poco a modo de prueba en una cinta o por la tienda.

Cuando valores la comodidad de unas zapatillas, fíjate en lo siguiente:

  • La parte superior no te aprieta ni te roza y encaja bien con la forma de tus pies
  • La puntera te permite flexionar con comodidad los pies y no te provoca ningún tipo de molestia
  • El empeine te da sujeción sin apretarte demasiado en la zona del puente
  • La mediasuela es ligera pero te da suficiente amortiguación para correr con comodidad
  • La suela exterior tiene una forma similar a la de tus pies y te ofrece suficiente tracción
  • El drop del talón no te presiona en ningún punto en particular cuando corres
  • La plantilla te resulta suave y cómoda cuando corres
  • La zona del tobillo no se desliza ni te roza

Busca estabilidad y amortiguación

Las zapatillas de running neutras te ofrecen una pisada natural y mucha amortiguación.Son la mejor opción para reducir el dolor si tienes los pies planos.No llevan materiales estabilizadores como distintas densidades de espumas o sujeciones en la zona media, pero no pasa nada. La mayoría de las personas no necesitan controlar la dirección de los pies porque no los doblan en un grado que les cause incomodidad o aumente el riesgo de lesiones.

Si padeces algún dolor derivado de la pronación o la supinación, debes buscar unas zapatillas de running estables que te permitan controlar el movimiento.Las zapatillas estables ofrecen un extra de sujeción, pero siguen siendo flexibles y reactivas.Las zapatillas de running con control de movimiento son más rígidas y pesan más. No serán la mejor opción para la mayoría de runners.Si estás tratando algún dolor con tu podólogo y te recomienda que uses unas zapatillas con sujeción adicional en el puente del pie, prueba uno de estos modelos o encarga unas plantillas ortopédicas a medida para combatir el dolor.Si no, igualmente tendrás seguridad total con unas zapatillas de running neutras.

Preguntas frecuentes sobre zapatillas de running para el invierno

¿Necesitas unas zapatillas de running diferentes para el invierno?
Depende del clima en el que vivas y de la superficie por la que corras.Si solo baja un poco la temperatura y llueve en invierno, quizá no necesites unas zapatillas diferentes.Una protección exterior para tus zapatillas habituales o unas polainas pueden bastar para no mojarte. También puedes llevar unos calcetines de running impermeables para mayor calidez.Sin embargo, si vas a correr en zonas donde hay nieve a medio derretir, necesitarás unas zapatillas con mejor tracción, más impermeabilidad y mucho aislamiento.Y si también puedes toparte con hielo, sin duda necesitas unas zapatillas especiales para el invierno.
¿Cada cuánto tiempo tienes que cambiar las zapatillas de invierno?
Las zapatillas de running suelen durar entre 500 y 800 km o de 3 a 6 meses.Es buena idea cambiarlas cada temporada.La amortiguación tiende a ponerse rígida con el tiempo y el frío hace que la espuma EVA también pierda suavidad.Además, las zapatillas se pueden desgastar más rápido cuando las exponemos a las inclemencias del tiempo. No obstante, los modelos de invierno suelen ser más duraderos.Si esperas a ver signos de desgaste para saber cuándo cambiar tus zapatillas, correrás muchos kilómetros sin la amortiguación adecuada.
¿Es seguro correr en invierno?
Cuando corres en invierno hay más riesgo de caídas y de lesiones musculoesqueléticas.Para mitigar estos riesgos, debes llevar las zapatillas adecuadas y calentar los músculos antes de ponerte en acción a bajas temperaturas.Cubre la piel que te quede al descubierto y cámbiate inmediatamente cualquier prenda húmeda después de correr para evitar las lesiones relacionadas con el frío.También puedes hacer dos sesiones breves si ves que hace demasiado frío para correr distancias más largas.

Historias relacionadas

¿Qué es el tower running?

Deportes y actividades

¿Qué son las carreras verticales?

¿Cómo deben quedar las zapatillas de running?

Guía de compra

Guía de ajuste de zapatillas de running: lo que debes saber para comprarlas

Seis formas de desinfectar tus zapatillas

Cuidado del producto

6 formas de desinfectar tus zapatillas

Cómo elegir la ropa y las zapatillas adecuadas para una carrera

Guía de compra

Cómo elegir la ropa y las zapatillas más adecuadas para el día de la carrera

¿Cuáles son las mejores zapatillas para la sobrepronación?

Guía de compra

¿Cuáles son las zapatillas ideales para la sobrepronación?