Entrenamiento y nutrición

Mejora tu determinación con tu voz interior

Por Nike Training

Cambia tu autodiscurso

Cómo convertirte en tu mejor aliado.

No, no eres solo tú. Todo el mundo habla consigo mismo internamente. Perfeccionar lo que dice esa voz interior es fundamental, porque "hablarte de la forma correcta puede ayudarte a ganar en seguridad, mientras que hablarte de la forma incorrecta puede destruirla", nos cuenta Angela Duckworth, profesora de la Universidad de Pensilvania y autora de "Grit: El poder de la pasión y la perseverancia". Te explicamos cómo trabajar en la forma en la que te hablas puede mejorar tu determinación y ayudarte ir a por todas ante cualquier reto.

"Tanto los deportistas de alto rendimiento como los aficionados se sumergen en este tipo de diálogo interno. La diferencia está en lo que se suelen decir".

Angela Duckworth

"Imagina que todo lo que te dijeses después de perder un partido o de haber rendido poco fuese negativo y te empujase a una espiral de vergüenza, reproches y desprecio", dice. Lo mismo se aplica a cuando te sales de tu rutina de cualquier forma, como cuando te saltas un entrenamiento o comes algo de lo que te arrepientes. Si te dices que eres lo peor y que jamás vas a tener éxito, no resulta muy apetecible volver a la rutina. Hablarte de forma negativa hace que te sientas tan mal que no querrás volver a intentarlo, por lo que, al final, te alejarás aún más de tus objetivos.

En su investigación, Duckworth ha descubierto una estrategia de dos fases para hablarte de forma positiva y conseguir que vuelvas al buen camino. La primera fase consiste en la aceptación consciente: ni juzgar ni culpar, simplemente aceptar la imperfección. Por ejemplo, aceptando que te has saltado alguna sesión por dormir. La segunda fase es la autocompasión. En esta fase, "piensa en lo que diría tu madre, tu mejor amigo o alguien que te quiera sobre tu momento de debilidad", comenta Duckworth. Te hablarían de forma "compasiva, cariñosa, positiva y comprensiva", pero sin dejar de darte un toque. También deberías preguntarte "qué puedes aprender de ello y cómo piensas hacerlo mejor la próxima vez". Ahora prueba a decírtelo a ti mismo. En la práctica, debería ser algo así: "No estoy a gusto con haberme saltado el entrenamiento de ayer, pero solo ha sido una vez y suelo trabajar en la buena dirección para conseguir mis objetivos. Mañana pondré la alarma 10 minutos antes para que, si la pospongo, aún me quede tiempo para entrenar". Así es como habla una persona determinada y lista para remontar rápidamente y volver al trabajo.

Cambia tu autodiscurso

Incluso los atletas profesionales caen a veces en estas espirales de negatividad. Un ejemplo de ello es Shalane Flanagan, corredora de fondo ganadora de la maratón de Nueva York de 2017 y de una medalla de plata en los juegos de 2008. En los entrenamientos más duros, cuando está cansada y le duele el cuerpo, Flanagan escucha a veces esa vocecita interna que le manda mensajes de negatividad: "No soy lo bastante buena. No tengo suficiente talento. No estoy esforzándome lo suficiente", admite. Pero, como es consciente de esa voz, le saltan las alarmas y toma la decisión consciente de transformar su discurso interno.

"Mi mente es como un músculo que también necesita entrenamiento".

Shalane Flanagan

"No es algo que me surja de forma natural, pero ahí es cuando decido ser optimista", dice. "Me digo: Shalane, este es el momento en el que te vas a esforzar al máximo y a lidiar con el dolor del entrenamiento. Lo que marca la diferencia entre lo estándar y lo excelente, incluso en el caso de los atletas de élite, es la actitud y la psicología con la que se hace frente a la adversidad. Mi mente es como un músculo que también necesita entrenamiento".

Cambiar la forma en la que habla esa voz interior no es algo que puedas hacer de la noche a la mañana. Es todo un proceso, pero se hace algo más rápido y natural conforme más lo practicas. Antes de que te des cuenta, estarás aprovechando tu espíritu animador interior y viendo cómo ese poder te ayuda a superar cualquier reto.

Te retamos a que cambies la forma de hablarte para que esa voz te ayude a avanzar. Abraza este microcambio y añade un lema positivo en tu próximo entrenamiento.

Conviértelo en un hábito: empezar a entrenar suele ser lo más difícil. Cuando vayas a empezar tu entrenamiento de NTC, prueba a decir en voz alta un lema positivo, como: "Ya he hecho la parte más dura". Luego, felicítate mentalmente para motivarte. Cuando empiece la parte más exigente del entrenamiento, repítete el lema: "Ya he hecho la parte más dura". Esto puede ayudarte a desarrollar la seguridad en tu persona, a darte energía para superar el momento y a acabar con fuerza.

Cambia tu autodiscurso

Únete a Nike Training Club

Accede a nuestros mejores expertos y entrenadores para mantenerte activo/a y con una rutina saludable.

Cambia tu autodiscurso

Únete a Nike Training Club

Accede a nuestros mejores expertos y entrenadores para mantenerte activo/a y con una rutina saludable.