Cómo seleccionar el peso adecuado para el calzado de running

Guía de compra

¿El calzado ideal para ti es el ligero o necesitas más soporte? Encontrar el peso ideal de tu calzado tiene muchas ventajas. Los expertos nos lo explican.

Última actualización: July 27, 2022
4 minutos de lectura
Cómo elegir el peso correcto del calzado de running

A la hora de elegir un par de calzado de running, es fácil pasar por alto su peso. Sobre todo cuando lo que te llama la atención son las características divertidas, como el color o la amortiguación de espuma reactiva (como la del calzado Nike Zoom Air).

Sin embargo, vale la pena fijarse en el peso. En función de tu estilo de running, tipo de cuerpo y preferencias, quizás notes que te va mejor un calzado de running ligero o con uno más pesado. Si quieres saber los detalles, sigue leyendo y te contaremos lo que opinan los profesionales sobre encontrar el peso adecuado para tu calzado de running.

¿Qué es el calzado de running ligero?

El calzado de running suele pesar entre 184 y 368 gramos. Según Nelya Lobkova, una podiatra de Nueva York, para entrar en la categoría de "ligero", el calzado debería pesar menos de 226 gramos. Por el contrario, el calzado "pesado" suele pesar más de 297 gramos.

Según afirma la Dra. Lobkova, el peso de un calzado de running depende de todos sus componentes, pero "sobre todo de la entresuela". De hecho, según indica, la entresuela supone hasta un 75 por ciento del peso de un calzado de running. La entresuela es la parte del calzado de running que está unida a la suela y que determina la amortiguación o absorción de impactos del calzado.

Cualquier calzado de competencia o de running en pista entrará dentro de la categoría de "ligero". El calzado de running minimalista, además de algunos calzados de trail y de running para carretera, también son ligeros.

¿El calzado de running debería ser pesado o ligero?

El calzado de running ligero no tiene por qué ser mejor que uno más pesado, y viceversa.

"Al elegir el peso ideal para un calzado de running, se tienen en cuenta muchos factores. Los diferentes tipos de pie necesitan tipos distintos de calzado para evitar lesiones", observa Peter F. Lovato, podiatra y entusiasta del running de Northern Illinois Foot & Ankle Specialists.

Aquí tienes algunas cuestiones importantes a la hora de elegir el peso adecuado para el calzado de running:

  • Tipo de sesión de running. Un pequeño estudio de la Universidad de Colorado en Boulder descubrió que solemos correr más despacio cuando el peso del calzado aumenta unos pocos gramos. Por este motivo, si haces sprints o tienes previsto participar en una carrera, deberías elegir el calzado de running ligero. Según el Dr. Lovato, el calzado de entrenamiento y de running en distancias largas debería ser más pesado, porque ofrece más amortiguación y soporte. Por tanto, al elegir un par de calzado nuevo, piensa si vas a hacer sesiones de running largas o distancias más cortas. Además, acostúmbrate al calzado de competencia antes del gran día para probar el ajuste y la sensación.
  • Dolor en los pies. La Dra. Lobkova opina que, si sufres alguna molestia o dolor en los pies, es mejor que evites el calzado ligero. Un calzado de running más pesado te proporcionará la estabilidad que necesitas para mantener a raya el dolor.
  • Peso corporal. Según la Dra. Lobkova, los corredores que pesan 90 kg o más estarán más cómodos en calzado de running más pesado. Además, con calzado ligero correrán un mayor riesgo de sufrir lesiones. Sin embargo, cada cuerpo es diferente, así que anímate a probar diferentes calzados hasta que encuentres el peso que mejor se adapte a ti.
  • Tipo de arco. Existen tres tipos principales de arco: normal (neutro), arcos altos y pies planos. Puede que a los corredores con arcos neutros o altos les quede mejor un calzado de running neutro. Según el Dr. Lovato, suele ser ligero porque tiene menos amortiguación. Por otro lado, los corredores con pies planos suelen preferir un calzado con estabilidad que sea más pesado. ¿No tienes claro cuál es tu tipo de pie? Fíjate en el desgaste de las suelas de un calzado de running que te hayas puesto mucho. Si el calzado está muy desgastado por el borde interno de las suelas, lo más probable es que seas sobrepronador y tengas los pies planos. Si el calzado está desgastado por el borde externo de la suela, lo más seguro es que tiendas a la supinación y que tengas arcos altos. Los arcos neutros suelen desgastar el calzado por la zona central.
  • Preferencias. Al final, puede que el peso adecuado para el calzado de running dependa de tus preferencias personales. Según la Dra. Lobkova, el calzado de running ligero suele aportar una sensación más "natural", mientras que el más pesado es más estable y resistente. Fíjate en qué tipo te resulta más cómodo.

Historias relacionadas

¿Cómo debe quedar el calzado de running?

Guía de compra

Guía para el ajuste del calzado de running: en qué debes fijarte cuando vayas de compras

¿Cuál es el calzado ideal para la sobrepronación?

Guía de compra

¿Qué calzado es mejor para la sobrepronación?

Calzado de trail running frente al calzado de running: ¿cuál es la diferencia?

Guía de compra

¿Qué diferencia el calzado de trail running del calzado de running?

Elegir el calzado ideal para la supinación

Guía de compra

Selección del calzado de running adecuado para la supinación

Cómo encontrar el mejor calzado para pies anchos

Guía de compra

Te contamos cómo encontrar el mejor calzado para pies anchos