Coaching

Camino al éxito

Usar trucos como estos te ayudará a tomar decisiones saludables sin pensártelo, incluso cuando sientes la tentación de no hacerlo.

Última actualización: December 22, 2020
Cómo automotivarte para alcanzar tus objetivos

La ubicación de la comida en las tiendas nunca es una coincidencia. Las patatas de oferta están justo en la entrada para hacer que cojas una bolsa o dos. Lo que ves primero tiende a influir significativamente en tu decisión de compra, tal como explican los psicólogos alimentarios. ¿Y qué hay de los dulces a la altura de los ojos justo en la caja? También está hecho a propósito.

Estos son solo algunos ejemplos de cómo las tiendas persuaden a los consumidores sutil pero estratégicamente, un fenómeno que los expertos conocen como la "teoría del empujoncito" y que consiste en influir a las personas para que tomen una elección en particular (buena o mala) sin siquiera darse cuenta de ello. Sin embargo, siempre puedes autocontrolarte para tomar decisiones más sanas y proactivas.

"El autocontrol te permite darte cuenta de la frecuencia con la que las cosas sorprendentemente pequeñas influyen sobre tu comportamiento", explica Samuli Reijula, profesor de Filosofía teórica de la Universidad de Helsinki, en Finlandia. De acuerdo con Reijula, quien recientemente fue coautor de un estudio sobre este tema publicado en "Behavioural Public Policy", no se trata de un autocontrol o restricción rígidos. En cambio, se trata de facilitar las cosas que quieres hacer y dificultar las que no quieres hacer, añadiendo y eliminando ciertos obstáculos según sea necesario.

"Evitar las tentaciones recurriendo a la pura voluntad puede ser agotador", explica Reijula. Cuando experimentamos impulsos opuestos, como coger unas golosinas porque tienen buena pinta o ignorarlas para evitar los azúcares añadidos, no siempre actuamos en nuestro propio interés (por no mencionar que podemos desperdiciar mucha energía interna deliberando sobre la decisión). "No obstante, recuerda que tienes el poder de pensar y anticiparte para evitar luchas innecesarias y encaminarte hacia el éxito", dice Reijula.

"El autocontrol te permite darte cuenta de la frecuencia con la que las cosas sorprendentemente pequeñas influyen sobre tu comportamiento".

Samuli Reijula
Profesor de Filosofía Teórica en la Universidad de Helsinki

Autocontrolarse no requiere tanto esfuerzo. A continuación, te dejamos un plan recomendado por expertos.

  1. Envíate un mensaje.
    Deja notas donde las puedas ver, escribe listas de tareas pendientes y apunta recordatorios en el calendario. No tienes que depender solo de las palabras: podrías, por ejemplo, pegar en la puerta de la nevera una foto de las fuentes de proteínas y sus emisiones de gases invernadero para ayudarte a reducir el consumo de carne y productos lácteos, tal como sugieren en su investigación Reijula y su coautor Ralph Hertwig, director del Centro de Racionalidad Adaptativa del Instituto Max Planck para el Desarrollo, en Berlín (mientras funcione, no le des más vueltas).

    También podrías hacer lo mismo que Hertwig y poner tu esterilla de yoga o ropa de deporte junto a la cama por la noche para animarte a hacer ejercicio cuando te despiertes. Recordatorios como estos pueden ayudarte a actuar, pues lo que vemos suele quedarse en nuestras mentes. Para obtener mejores resultados, trata de combinarlos con un plan condicional. Por ejemplo, si ves la nota de los gases invernadero, entonces deberás escoger verduras en vez de queso.
  2. Cambia tu actitud.
    Para tomar una mejor decisión a corto plazo, Reijula recomienda tener en cuenta las posibles consecuencias a largo plazo. Digamos que pensabas ir a correr por la mañana, pero se ha puesto a llover. Si lo ves como una decisión de cara o cruz, te resultará bastante tentador quedarte en la cama. Sin embargo, si lo ves como una decisión entre tener más energía o sentirte más cansado/a, o si sientas un precedente cada vez que llueve, entonces levantarte y salir a correr te parecerá mucho más convincente.
  3. Ponte obstáculos.
    Si te pones obstáculos para conseguir algo, lo harás menos deseable. En serio: apartar ciertos alimentos de la vista y del alcance de tu mano hará que las probabilidades de comértelos sean menores, tal como explica Reijula. Por lo tanto, deberías guardar las golosinas en el fondo del armario o la nevera, así como colocar los alimentos saludables donde los puedas ver bien. No te estarás privando de nada, explica, solo estarás reduciendo el consumo de alimentos que no te convienen añadiendo algún que otro obstáculo. Cuando realmente quieras darte un capricho, tendrás que esforzarte para llegar hasta él.

    Si sueles pedir comida rápida para llevar, podrías eliminar todas tus aplicaciones de reparto. Así, tendrás menos probabilidades de pedir una hamburguesa y patatas fritas si, para ello, tienes que volver a instalar la aplicación e iniciar sesión (nunca recordarás esa contraseña de todos modos).

    Lo mejor del autocontrol es que, cuanto más lo practicas y ves que merece la pena, más fácil te resultará ir por el buen camino. Ahora, ve a escribir una nota para recordarte que debes autocontrolarte más: ¡valdrá la pena!
Cómo automotivarte para alcanzar tus objetivos

Ve un paso más allá

Para obtener más información respaldada por expertos sobre actitud, movimiento, nutrición, recuperación y sueño, echa un vistazo a la Nike Training Club App.

Cómo automotivarte para alcanzar tus objetivos

Ve un paso más allá

Para obtener más información respaldada por expertos sobre actitud, movimiento, nutrición, recuperación y sueño, echa un vistazo a la Nike Training Club App.