Entrenamiento y nutrición

No te tomes el día siguiente de descanso

Por Ryan Flaherty

Alivia las agujetas con movimiento

Moverte un poco viene bien hasta cuando tienes agujetas

Cuando aumentas la intensidad del entrenamiento, lo normal es que tengas agujetas. Sin embargo, la reacción de la mayoría de las personas ante las agujetas es saltarse el entrenamiento del día siguiente. Si tienes tantas agujetas que crees que necesitas tomarte el día libre, quizá no sepas que, precisamente, el movimiento te ayudará a aliviar esas molestias mucho más rápido que el reposo.

"El objetivo es aumentar la temperatura corporal y activar la circulación sanguínea para que se elimine mejor el ácido láctico de los músculos, el culpable de tus agujetas".

Ryan Flaherty

Ahora bien, tampoco recomiendo darlo todo de nuevo al día siguiente. Ese movimiento puede ser caminar, correr un poco o probar una sesión de 15 minutos de movilidad o yoga de NTC, que te guía paso a paso en el proceso de recuperación activa. El objetivo es aumentar la temperatura corporal y activar la circulación sanguínea para que se elimine mejor el ácido láctico de los músculos, el culpable de tus agujetas.

Aunque parezca contraproducente moverse cuando es precisamente el movimiento lo que te produce dolor, en realidad, te recuperarás más deprisa. Por lo tanto, la próxima vez que tengas agujetas, prueba con la recuperación activa, una forma estupenda de estimular la recuperación después de un entrenamiento especialmente duro.

Alivia las agujetas con movimiento

Únete a Nike Training Club

Accede a nuestros mejores expertos y entrenadores para mantenerte activo/a y con una rutina saludable.

Alivia las agujetas con movimiento

Únete a Nike Training Club

Accede a nuestros mejores expertos y entrenadores para mantenerte activo/a y con una rutina saludable.