Entrenamiento

Una pregunta que cambiará tu alimentación

Por Nike Training

Una pregunta que cambiará tu alimentación

Pararte un momento a pensar en qué basas tu alimentación y por qué comes lo que comes puede cambiar por completo tu dieta.

¿Por qué has comido hoy?

Sabemos que esta pregunta puede resultar algo extraña y, seguramente, parezca que la respuesta es de cajón: pues... porque tenía hambre, ¿no?

Pero ¿acaso es totalmente cierto? Piensa en el día de hoy o incluso en el último par de días, y en cada vez que picaste o comiste. ¿Lo hiciste porque tenías hambre de verdad? Si has respondido que no, no te preocupes: hay más gente como tú.

Nuestra dieta diaria está basada en hábitos automatizados. Comemos porque es la hora de comer, porque alguien nos ofrece un snack, porque tenemos un hueco, porque hemos tenido una mala reunión de trabajo, porque hemos discutido con nuestra pareja o porque estamos tan inmersos en el correo electrónico o las redes sociales que ni siquiera nos damos cuenta de que estamos... comiendo.

Este tipo de alimentación inconsciente es por lo que nos debemos preguntar "¿Por qué estoy comiendo esto?". Hacerse esta simple pregunta es la clave para llevar una buena alimentación según los expertos en nutrición Brian St. Pierre y Krista Scott-Dixon. Ambos trabajan para Precision Nutrition, una empresa que ofrece formación y asesoramiento para atletas de élite y aficionados. Tanto el uno como el otro defienden este práctico método basado en una pregunta para acabar con los malos hábitos alimenticios y enseñar a las personas a llevar una nutrición más saludable.

"Analizando el 'porqué' podrás deshacerte de la causa más común de una mala dieta: la alimentación emocional".

Nike Training

"Analizando el 'porqué' podrás deshacerte de la causa más común de una mala dieta: la alimentación emocional. De esta manera, te das cuenta de si estás comiendo por estrés, aburrimiento, vergüenza o incluso culpa", explica St. Pierre, que además de nutricionista es dietista titulado. Nos pone el ejemplo de clientes que le cuentan que, los viernes por la noche, engullen una pizza entera y se toman cuatro copas de vino (solos en su casa). "Yo no juzgo a nadie, pero eso ocurre por algo. Si no te preguntas por qué estas comiendo lo que estás comiendo, no vas a solucionar el problema".

Cuando analices la pregunta, encontrarás los motivos: porque estoy estresado, cansado y tengo mucha, ¡mucha hambre! Tu objetivo es cambiar pequeños hábitos de tu dieta que den respuesta a esos motivos. Piensa en cada uno de ellos como un paso más cerca de empezar a comer más sano, aconseja Scott-Dixon, directora de currículum de Precision Nutrition y profesora de nutrición con más de 20 años de experiencia. El pequeño cambio que a ella le ha funcionado es respirar hondo en mitad de la comida. "Este pequeño gesto me permite tomar el control", explica. "No estoy comiendo rápido sin darme cuenta, estoy tomando la decisión consciente de comer".

Una pregunta que cambiará tu alimentación

"Si quieres, puedes continuar comiendo, siempre vas a tener más comida. Pero, para saber si realmente te apetece, párate y piensa".

Nike Training

Esto es lo que el equipo de Precision Nutrition llama "el arte de la pausa". Se trata de un intervalo de cinco segundos que reconecta tu cerebro con el cuerpo para reconocer las señales que indican hambre, y así parar de comer cuando estás satisfecho sin llenarte el estómago. La palabra "pausa" es clave. No te estamos diciendo que pares, explica Scott-Dixon. "Si quieres, puedes continuar comiendo, siempre vas a tener más comida. Pero para saber si de verdad te apetecer seguir comiendo, haz una pequeña pausa".

Aunque todo esto te suene demasiado simplista, inténtalo. Siéntate a comer en una mesa sin ningún tipo de distracción, ni televisión, ni móvil, ni periódicos. Toma un bocado, pon el cubierto otra vez en la mesa y haz una pausa: piensa por qué estas comiendo. "Es bastante complicado", reconoce Scott-Dixon. "Pero cambia totalmente la experiencia de las personas con la comida".

Los atletas de élite utilizan un método parecido, explica St. Pierre. Observa a un jugador de béisbol salir del cajón de bateo y verás cómo respira hondo y se recompone. O mira como los jugadores de fútbol inhalan profundamente antes de un lanzamiento de penalti. Los atletas recurren a esta práctica todo el tiempo de manera intuitiva para frenar el ritmo, no apresurarse a nada ni cometer ningún error por culpa del piloto automático que todos llevamos dentro", explica. "No se pasan 10 minutos meditando, se trata de una simple respiración, un momento que les sirve para coger perspectiva". En alimentación es lo mismo.

También puedes hacer una pausa aun cuando ya crees que no hay vuelta atrás, explica Scott-Dixon. Digamos que te estás comiendo un plato de patatas fritas por puro estrés acumulado, pero de repente te acuerdas de parar y respirar. En ese momento pensarás Ni siquiera tengo hambre, ¿por qué estoy comiéndome esto? "Tampoco dramatices ese momento", dice Scott-Dixon. "En lugar de eso, alégrate de haber sabido parar. Celebra el momento y prepárate para la próxima vez que el estrés te haga recurrir a la comida.

"Tomar el control de tus actos funciona, sobre todo cuando te entran los antojos".

Nike Training

"Tomar el control de tus actos funciona, sobre todo cuando te entran los antojos". Scott-Dixon va más allá, y se pregunta "'¿Cómo creo que me va a afectar este alimento? ¿Cómo creo que me voy a sentir después de comérmelo? ¿Cómo me va a ayudar comerme esto con lo que siento en este momento (ya sea estrés, frustración o enfado)?". Estas preguntas son especialmente útiles, porque las personas se pueden responder inmediatamente: enseguida te das cuenta de que la verdadera razón por la que te apetece una pizza un viernes por la noche es porque necesitas un alivio, un descanso o una distracción.

Y aquí es donde el método de la pregunta realmente funciona, donde realmente nos preguntamos por qué. Hace que interrumpamos hábitos de alimentación no consciente y nos proporciona la capacidad de reconocer el uso que hacemos de la comida. Y si aun así decides que quieres un segundo postre u otra bebida, al menos estás tomando una decisión de manera consciente, explica St. Pierre. "Y, en la mayoría de casos, la alimentación consciente evitará que te sobrepases con la comida".

Conviértelo en hábito: Para evitar comer de forma automática, haz una pausa de cinco segundos en mitad de una comida. Añade este nuevo hábito a uno que ya tengas integrado, como tomar un trago de agua. Así, cuando bebas, recordarás que debes hacer una pausa. Asegúrate de reconocer tu éxito cada vez que cumplas con tu nuevo hábito. Esto te ayudará a integrarlo a largo plazo.

Una pregunta que cambiará tu alimentación

Únete a Nike Training Club

Accede a nuestros mejores expertos y entrenadores para mantenerte activo/a y con una rutina saludable.

Una pregunta que cambiará tu alimentación

Únete a Nike Training Club

Accede a nuestros mejores expertos y entrenadores para mantenerte activo/a y con una rutina saludable.

Historias relacionadas

Batido de sandía para recuperarte

Entrenamiento

Smoothie de sandía para recuperarte

Receta fácil y saludable: batido de mango

Entrenamiento

Batido de mango

Tu entorno afecta a tus elecciones alimenticias

Entrenamiento

Cómo afecta el entorno a tu dieta

Qué comer para dar lo mejor de ti

Entrenamiento

Qué comer para dar lo mejor de ti

Técnicas para respirar bien y aumentar tu rendimiento al correr

Entrenamiento

Cómo respirar de forma correcta para aumentar el rendimiento