Entrenamiento

Qué comer para sentirte y verte mejor

Por Nike Training

Qué comer para sentirte y verte mejor

Prueba este sistema supersencillo, que es totalmente personal según lo que te guste comer y la manera en que quieras hacerlo.

Cuando pensamos en comer saludablemente, se nos ocurren dietas basadas en reglas. Ya sabes, de esas que nos indican qué debemos y no debemos comer. Por lo general, esas dietas se centran en macronutrientes (cantidad de grasa y proteína que podemos consumir en comparación con la de carbohidratos) o apuntan a grupos de alimentos específicos (por ejemplo, te dicen que aumentes las verduras y evites los cereales).

Estas dietas prescriptivas y restrictivas no son malas en sí. Sin embargo, se dirigen al público en general y no a las personas individuales, según Brian St. Pierre, entrenador de Precision Nutrition, una empresa que diseña programas de bienestar para atletas aficionados y de élite. "Las dietas basadas en reglas funcionan para algunas personas, pero no para todas", afirma St. Pierre. En efecto, él y los expertos de Precision Nutrition defienden un enfoque diferente y personalizado, que denominan el sistema "rojo-amarillo-verde".

El rojo representa a los alimentos ante los que hay que detenerse a reflexionar, ya que es posible que sean excesivos o que nos hagan sentir mal física o mentalmente después de comerlos. El amarillo representa a los alimentos con algún tipo de condición relacionada con el contexto, es decir, solo se comen en una celebración o durante las fiestas. Los alimentos verdes son los que se pueden comer en cualquier momento y lugar, y que siempre nos hacen sentir bien.

"Las designaciones de colores son diferentes para cada uno", afirma Krista Scott-Dixon, directora de currículo de Precision Nutrition y profesora de nutrición con 20 años de experiencia. "Por ejemplo, tengo helado que lleva seis meses en el congelador porque no me produce antojos. Sin embargo, a otra persona le puede producir un antojo tan fuerte que no puede controlarse. El solo hecho de tenerlo en casa significa que la persona se lo devorará en cinco minutos y probablemente luego se sentirá culpable. Esa es una señal roja".

"El objetivo es mejorar constantemente el consumo, es decir, comer más verdes y menos amarillos y rojos".

Nike Training

Para empezar a clasificar los alimentos rojos, amarillos y verdes, dedica unos minutos a reflexionar sobre aquellos que comes más a menudo (los productos básicos del desayuno, el almuerzo y la cena, además de los que comes sobre la marcha) y el color que representan para ti. El propósito es muy sencillo: come más de lo que te hace sentir bien y menos de lo que te hace sentir mal. No existe una cantidad perfecta o prescrita de alimentos verdes, amarillos y rojos. El objetivo es mejorar constantemente el consumo, es decir, comer más verdes y menos amarillos y rojos.

Qué comer para sentirte y verte mejor

No te preocupes, si te encantan las galletas y las papas fritas, aunque sabes que son una señal roja de peligro para ti, nadie espera que dejes de comerlas por completo. "Solo las personas a las que les pagan por la manera en que se ven o desempeñan tienen prohibido los alimentos rojos", afirma St. Pierre. "El resto de nosotros podemos darnos algunos gustos y aun así estar saludables, en buena condición física y fuertes".

St. Pierre y Scott-Dixon han usado el método "rojo-amarillo-verde" con cientos de clientes de Precision Nutrition y descubrieron que tiene muchos beneficios. En primer lugar, es empoderador. Tú decides cuáles alimentos corresponden a cada categoría, sin que nadie te diga que no puedes comer algo o que debes comer otra cosa para estar saludable. "Esto permite estudiarse y descubrirse a sí mismo para saber cuáles son las necesidades nutricionales propias y qué le conviene a cada uno", afirma St. Pierre. Aunque lo sepamos en el subconsciente, casi nunca dedicamos un momento a definir los alimentos que nos hacen sentir mejor. "Esto saca la nutrición del reino de las fórmulas mágicas y abstractas sobre superalimentos y le permite anclarse en la vida real: tu vida", afirma Scott-Dixon.

Lo que muchas personas no saben es que la mayoría de las recomendaciones nutricionales se basan en investigaciones calculadas sobre promedios: la respuesta promedio para el individuo promedio. Así pues, aunque sabemos que los cereales integrales pueden ser buenos para el cuerpo, no se tiene en cuenta a las personas celíacas, a las que les cae muy mal la masa fermentada. Si alguien tiene dificultades con un grupo de alimentos en particular, ya sean cereales, vegetales crucíferos o nueces y semillas, y ve estos alimentos en la lista obligatoria de una dieta, es posible que quiera rechazar todo el plan, según St. Pierre.

"A medida que cambies, evoluciones y estés más saludable, recuerda que también lo hará la forma en que clasifiques los alimentos".

Nike Training

A medida que cambies, evoluciones y estés más saludable, recuerda que también lo hará la forma en que clasifiques los alimentos. Esta es otra forma en la que el concepto "rojo-amarillo-verde" te permite tener la flexibilidad y la personalización que no ofrecen las recomendaciones generales, según St. Pierre.

Además, afirma que el hilo conductor es la reflexión. Independientemente de la categoría de color en la que esté un alimento, primero hay que detenerse y preguntarse: "¿Por qué me voy a comer esto?". Este método interrogativo te ayudará en situaciones en las que solo haya alimentos rojos. Igual es posible disfrutar esas comidas, afirma. La clave es decirte a ti mismo: "Elijo conscientemente comerme algunas papas y galletas, pero lo haré despacio, disfrutándolas y me detendré cuando esté satisfecho".

Por eso el sistema "rojo-amarillo-verde" es tan fácil de aplicar. No hay una lista de alimentos prohibidos y no se descartan grupos de alimentos, lo que, según St. Pierre y Scott-Dixon, con seguridad produce más ganas de comérselos. En vez de esto, tú tomas las decisiones y, si lo haces de manera inteligente, te sentirás y verás mejor.

Conviértelo en un hábito: Vincula el comportamiento a un hábito que ya tengas, como un refrigerio en la tarde, para que se te vuelva una costumbre comer tu categoría de alimentos verdes. Cuando vayas a buscar el refrigerio, piensa: "¿De qué color es este alimento para mí?". Cada vez que dediques un segundo a hacerte la pregunta, recuerda felicitarte. Esto te permitirá arraigar el hábito.

Qué comer para sentirte y verte mejor

Únete a Nike Training Club

Accede a los consejos de nuestros expertos y entrenadores de talla mundial que te ayudarán a mantenerte en actividad y saludable.

Qué comer para sentirte y verte mejor

Únete a Nike Training Club

Accede a los consejos de nuestros expertos y entrenadores de talla mundial que te ayudarán a mantenerte en actividad y saludable.

Historias relacionadas

Batido de sandía para la recuperación

Entrenamiento

Licuado de sandía para recuperarse

Receta sencilla y saludable de batido de mango

Entrenamiento

Batido de mango

Lo que te rodea afecta lo que comes

Entrenamiento

Cómo el entorno afecta tu dieta

Una pregunta que cambiará la manera en que comes

Entrenamiento

Una pregunta que cambiará la manera en que comes

Qué comer para un máximo rendimiento atlético

Entrenamiento

Lo fundamental: qué comer para mejorar el rendimiento