Asesoramiento

Multiplica tu motivación por diez

¿Perdiste el ánimo? Estas estrategias de psicología del rendimiento te pueden ayudar a redescubrir rápidamente tu motivación.

Última actualización: February 15, 2021
Cómo motivarte para entrenar

Es sábado y estás sentado en el sofá mirando televisión. Sabes que deberías entrenar, te gusta hacer ejercicio y te hace sentir bien, pero a veces es difícil levantarte y hacerlo. ¿Qué pasa?

"Las personas dicen: 'Perdí mi motivación', pero esto no es así", afirma Lisa Lewis, doctora en educación y psicóloga licenciada en Boston, que se especializa en psicología del rendimiento. "La motivación es una cualidad inherente a nosotros, no algo que se tenga o no. Hay muchas fuentes de motivación, solo que su fuerza varía". En otras palabras, cuando sientas pereza, puede deberse a que lo que normalmente te impulsa esté perdiendo su efecto. Puedes cambiar de dirección buscando otra fuente de motivación más efectiva que te permita alcanzar cualquier objetivo en un abrir y cerrar de ojos.

Las fuentes de motivación se encuentran en un espectro. Por un lado, están las del tipo externo, como el dinero (quizás quieras diseñar un gimnasio en casa) o la presión de otras personas (por ejemplo, un profesor que quiere que te vaya mejor). Por otro lado, están los estímulos internos profundos, impulsados por la identidad, que son la base de tus objetivos, y que normalmente denominamos "motivos". Tu motivo puede incluir el deseo de ser un familiar o amigo comprometido y optimista, o la pasión de ayudar a los demás.

"La motivación es una cualidad inherente a nosotros, no algo que se tenga o no. Hay muchas fuentes de motivación, solo que su fuerza varía".

Lisa Lewis
Doctora en educación, psicóloga licenciada en Boston y especializada en psicología del rendimiento

Mientras los expertos están de acuerdo en que el motivo es el factor más importante para perseguir tus objetivos, la realidad es que a veces parecerán demasiado distantes o intangibles, o no te identificarás con ellos, afirma Lewis. Cuando eso pase, debes tener preparadas otras alternativas.

Según Lewis, las siguientes motivaciones varían de externas y superficiales a internas y significativas. Observa cuál de ellas te motiva hoy, úsala y reserva las demás para el futuro. Idealmente, la mayor parte del tiempo utilizarás las motivaciones profundas y la mitad de las superficiales solo cuando estés en apuros.

Cómo motivarte para entrenar

Recompensa
Ve al gimnasio y podrás comprar esa linda sudadera con capucha o la planta que llevas viendo hace tiempo.

"Castigo"
Si te saltas la sesión en línea, tendrás que lavar el baño.

Descanso
Sabes que tus ojos estarán menos hinchados mañana si duermes ocho horas esta noche.

La presión de tus compañeros
Todos tus amigos siguen un entrenamiento en vivo y te da miedo perdértelo. Úsalo a tu favor.

Culpa
Tu pareja te compró una guitarra en tu cumpleaños, por lo que deberías dedicarle una hora para aprender a tocarla.

Un ídolo
Deja que las rachas de tus amigos te inspiren. Piensa en cómo lo hacen, incluso cuando también se sienten cansados.

Orgullo
Disfruta del autocontrol que se necesita para pasar por el pasillo de las papas fritas en el supermercado o para alcanzar tus objetivos de actividad en el monitor de fitness.

"Lo correcto"
Haz ejercicio y come bien porque sabes que debes hacerlo. Limita la bebida porque sabes que no es saludable. Mantente al tanto de tus tareas semanales porque postergarlas solo te estresa.

Identidad
Tal vez seas una persona comprometida y te sientas mejor cuando sigues un plan de entrenamiento al pie de la letra. O tal vez eres un pensador espiritual e introspectivo y leer tantos libros como puedas te hace sentir más conectado contigo mismo.

Disfrute
Sal a correr, prepara una cena nutritiva, entrena en tu mat de yoga, escribe la siguiente escena de tu novela simplemente porque te gusta. Comenzar cualquier actividad puede ser difícil, pero cuando lo hagas, las cosas fluirán. Después te sentirás como nunca.

Tu motivo
Esto debe ser algo que te alegre, pero también que tenga un propósito significativo, generalmente a largo plazo. Quieres ser un compañero paciente y estar presente, por lo que meditas. O quieres conseguir el trabajo ideal al salir de la escuela, por lo que estudias los fines de semana si es necesario. "Tu motivo se relaciona con la felicidad", afirma Lewis, ya que hacerlo te da una sensación de realización y de eso se trata tener objetivos".

Cómo motivarte para entrenar

Ve un paso más allá

Para obtener más información respaldada por expertos sobre recuperación, mentalidad, movimiento, nutrición y sueño, echa una mirada a la Nike Training Club App.

Ve un paso más allá

Para obtener más información respaldada por expertos sobre recuperación, mentalidad, movimiento, nutrición y sueño, echa una mirada a la Nike Training Club App.

Historias relacionadas

Cómo perfeccionar el proceso

Asesoramiento

El arte del proceso

Mantén tu energía mental para un gran rendimiento

Asesoramiento

No dejes que la fatiga mental te arruine el entrenamiento

La mejor forma de tener un diálogo interno para mejorar tu rendimiento

Asesoramiento

Cómo mejorar tu nivel de rendimiento

3 formas para ser más consciente

Asesoramiento

Cómo ser más consciente (sin meditar)

Cómo responder de forma más positiva

Asesoramiento

Cómo responder en forma más positiva a (casi) todo