Devoluciones gratuitas

Tienes 30 días para devolver lo que no te guste. Más información

Conoce a la entrenadora de básquetbol Sally Nnamani

Esta cancha es para las niñas

PeacePlayers, Brooklyn

Sally Nnamani es reservada por naturaleza, pero a la hora de jugar al básquetbol, su confianza en sí misma la hace sentir como si fuese la más grande de toda la historia. "Simplemente sales y tienes un partido espectacular. No importa lo que cualquier persona pueda llegar a decirte cuando sales de ese gimnasio".

El básquetbol le dio la libertad para desarrollar la confianza en ella misma, pero le llevó un tiempo descubrir ese mismo espíritu fuera de la cancha.

Sally conoció este deporte a través de su hermano mayor cuando se mudaron desde Nigeria a Nueva York. Ser la niña nueva implicaba algunos desafíos, pero el básquetbol siempre fue su espacio de seguridad.

Sin embargo, cuando no estaba compitiendo, le resultaba difícil conectarse con sus pares. "Yo era cerrada y no interactuaba con la gente. Mi entrenador era un excelente muchacho, me transportaba a los entrenamientos, pero no sabía como integrarme al equipo".

Cuanto más jugaba, Sally más se daba cuenta de que la comunicación era tan importante como anotar 30 puntos. "No tienes otra opción más que hablar con tus compañeros de equipo en la cancha para ganar, sobre todo para obtener una gran victoria. Tiene que existir algún tipo de camaradería allí".

En la universidad se dio cuenta de que haber logrado interactuar con sus compañeros de equipo en la cancha se había traducido al resto de su vida también. "Cuando comencé a practicar deportes, comencé a sentirme cómoda con la idea de probar distintas cosas. Así es como terminé entrenando".

"Cuando comencé a jugar y mejorar, pasé de ser una estudiante tímida que iba a octavo grado a que la gente dijera: "Creo que ella podría hacer algo con el básquetbol".

Sally Nnamani
Entrenadora de básquetbol

Ahora, como Directora de Peace Players Brooklyn, una organización sin fines de lucro que utiliza el básquetbol para desarrollar a la próxima generación de líderes, Sally utiliza sus esperiencias para desarrollar la confianza en niños adentro y afuera de la cancha. Ella ve el básquetbol como los cimientos para enseñarles el trabajo en equipo y la responsabilidad; pero, lo más importante, enseñarles que tienen valor.

"Tratamos de brindarles oportunidades para que logren ver lo grande que es este mundo", comenta. "Hay mucho más. Y ustedes pertenecen (a Peace Players). No importa de donde vengan o en donde viven, ustedes pertenecen aquí".

Historias relacionadas

Lucha por la inclusión: Dulce Orihuela

Lucha por la inclusión: Dulce Orihuela

El baile puede cambiar el mundo: Asa Mohammed

El baile puede cambiar el mundo: Asa Mohammed