Asesoramiento

Cómo motivar a tus hijos a mantenerse en movimiento

Por Nike Training

Cómo motivar a los niños a moverse
Cómo motivar a los niños a moverse

No es cuestión de solo convencer a tus hijos de hacer ejercicio, tienes que hacerlo divertido.

Inspira a tus hijos a moverse todos los días al hacer con ellos actividades divertidas que aceleren su corazón. Te damos algunos consejos sobre cómo hacerles preguntas que les ayuden a notar y comprender cómo es que moverse los hace sentirse mejor.

Convencer a tus hijos de que la actividad física puede ser una aventura divertida es solo la mitad de la ecuación para hacer que se muevan. ¿Cuál es la otra mitad? Asegurarte de que se preocupen por mantenerse en movimiento, de manera que lo hagan por decisión propia.

Al igual que con los adultos, "no puedes obligar a tus hijos a sentir algo", dice Diana Cutaia, fundadora de Coaching Peace Consulting, quien trabaja con el equipo de impacto social y comunitario de Nike. "Sin embargo, puedes darles oportunidades para reflexionar sobre cómo se sienten, de forma que puedan sacar conclusiones por sí mismos".

Durante cinco días consecutivos, haz que tu hijo se una a ti para hacer ejercicio en nuestro programa Fitness Adventure con Brian & Bella Nunez o en alguna otra actividad emocionante (como algún juego en el patio trasero). Cutaia sugiere que cada mañana después del primer día, les hagas una serie de preguntas sobre cómo se sienten. Por ejemplo: "¿Te sientes diferente hoy? ¿Te sientes con más energía? ¿Dormiste mejor? ¿Quieres hacer más actividad de este tipo?" Estas indicaciones ayudan a tu hijo a notar sensaciones y efectos que tal vez no haya notado por sí mismo, sin que sienta que lo estás "convenciendo" de algo.

"Los adultos tienden a hacer algo cuando el 'porqué' está relacionado con la ciencia, pero los niños generalmente se inspiran más cuando el 'porqué' está relacionado con una historia"

Brian Nunez, Nike Master Trainer

Cómo motivar a los niños a moverse

A partir de ahí, puedes trabajar sobre una base. Después de un par de semanas de movimiento regular, Cutaia sugiere hacerles preguntas como "¿Qué se siente estar en tu cuerpo?" o "¿Qué es capaz de hacer tu cuerpo que no creías que podría hacer?". Fomentarás una conexión saludable con su cuerpo, y su lógica debería entrar en juego naturalmente. También te recomienda dejar que la biología haga el trabajo por ti. No tienes que forzar el tema. "Dado que estamos hechos para estar en movimiento, cuando los niños realizan suficiente actividad, la idea de que el movimiento es bueno para ellos hace clic en su cerebro".

Si bien enseñarles a tus hijos todos los beneficios del ejercicio puede parecer una buena idea, es mejor que no menciones el tema de la biología. "Los adultos tienden a hacer algo cuando el 'porqué' está relacionado con la ciencia, pero los niños generalmente se inspiran más cuando el 'porqué' está relacionado con una historia", dice Brian Nunez, Nike Master Trainer.

Por ejemplo, en lugar de decirle a tu hijo que los saltos en cuclillas le darán piernas fuertes y resistentes, describe cómo una rana hambrienta necesita patas fuertes y rápidas para saltar a través de un estanque y atrapar más moscas, y cómo practicar sus saltos la hace más y más rápida. O la próxima vez que hagan un ejercicio basado en la velocidad, como saltos de tijera, diles que su bailarín o jugador de baloncesto favorito se mueve muy rápido sobre sus pies debido a ejercicios como estos.

Cuando hablas de cosas y utilizas un lenguaje que ellos entienden, es mucho más probable que quieran moverse y disfrutarlo.

Cómo motivar a los niños a moverse

A partir de ahí, puedes trabajar sobre una base. Después de un par de semanas de movimiento regular, Cutaia sugiere hacerles preguntas como "¿Qué se siente estar en tu cuerpo?" o "¿Qué es capaz de hacer tu cuerpo que no creías que podría hacer?". Fomentarás una conexión saludable con su cuerpo, y su lógica debería entrar en juego naturalmente. También te recomienda dejar que la biología haga el trabajo por ti. No tienes que forzar el tema. "Dado que estamos hechos para estar en movimiento, cuando los niños realizan suficiente actividad, la idea de que el movimiento es bueno para ellos hace clic en su cerebro".

Si bien enseñarles a tus hijos todos los beneficios del ejercicio puede parecer una buena idea, es mejor que no menciones el tema de la biología. "Los adultos tienden a hacer algo cuando el 'porqué' está relacionado con la ciencia, pero los niños generalmente se inspiran más cuando el 'porqué' está relacionado con una historia", dice Brian Nunez, Nike Master Trainer.

Por ejemplo, en lugar de decirle a tu hijo que los saltos en cuclillas le darán piernas fuertes y resistentes, describe cómo una rana hambrienta necesita patas fuertes y rápidas para saltar a través de un estanque y atrapar más moscas, y cómo practicar sus saltos la hace más y más rápida. O la próxima vez que hagan un ejercicio basado en la velocidad, como saltos de tijera, diles que su bailarín o jugador de baloncesto favorito se mueve muy rápido sobre sus pies debido a ejercicios como estos.

Cuando hablas de cosas y utilizas un lenguaje que ellos entienden, es mucho más probable que quieran moverse y disfrutarlo.

Cómo motivar a los niños a moverse

Únete a Nike Training Club

Accede a los consejos de nuestros expertos y entrenadores de clase mundial que te ayudarán a mantenerte activo y saludable.

Cómo motivar a los niños a moverse

Únete a Nike Training Club

Accede a los consejos de nuestros expertos y entrenadores de clase mundial que te ayudarán a mantenerte activo y saludable.