En buena compañía: Marchistas

Comunidad

Este equipo de marcha atlética de Guatemala muestra cómo el deporte se convirtió en parte de la identidad nacional.

Última actualización: 22 de octubre de 2021
10 minutos de lectura

En buena compañía es una serie acerca de equipos y clubes que desafían el statu quo en sus deportes.

En Texas, reina el fútbol americano; en Brasil, el fútbol; pero en Guatemala, la protagonista es la marcha. En este país, la popularidad de la versión atlética de la caminata se disparó en 2012, luego de que Erick Barrondo ganara la medalla de plata en Londres en el evento de 20 km, la primera medalla olímpica de la historia para Guatemala. Desde ese punto de inflexión, el deporte rápidamente se convirtió en parte de la conciencia nacional, como un medio para que los jóvenes se superen y obtengan una mejor perspectiva de futuro.

En buena compañía: Marchistas

De izquierda a derecha: Abner Pop, Zoe Ruiz, Diana Ruiz, Esmeralda Tiul y Pamela Ruiz.

Las reglas son simples: la técnica correcta es caminar lo más rápido posible desde una línea de salida hasta la llegada, manteniendo siempre un pie sobre el suelo y la pierna de adelante estirada. Esto hace que se deban sincronizar los brazos y la cadera para evitar la tentación de "flotar" con el fin de ganar velocidad. Para los espectadores, la secuencia que se genera puede resultar graciosa, pero el movimiento de cadera dinámico le resulta muy natural a muchos guatemaltecos que crecieron bailando merengue. De hecho, algunos dicen que la marcha es como bailar merengue durante 20, 30 o 50 kilómetros.

En buena compañía: Marchistas

De izquierda a derecha: Yasuri Palacios, María Peinado, Pedro López, José Oliva y Lisbeth López.

En buena compañía: Marchistas

De izquierda a derecha: Abner Pop, Pamela Ruiz y Juan Coy.

En buena compañía: Marchistas
En buena compañía: Marchistas

De izquierda a derecha: Yasuri Palacios, María Peinado, Pedro López, José Oliva y Lisbeth López.

De izquierda a derecha: Abner Pop, Pamela Ruiz y Juan Coy.

Antes de que Erick obtuviera su medalla, la marcha se practicaba principalmente en las fuerzas militares de Guatemala. En la conciencia nacional la marcha era sinónimo de guerra, conflicto civil y temor. Hoy, el país presume varios equipos de marcha, algunos con atletas de tan solo 6 años, y con muchos miembros provenientes de barrios de clases trabajadoras (el 50 por ciento de los guatemaltecos vive en la pobreza). La connotación dio un vuelco: la marcha ahora trae esperanza y representa un camino hacia un futuro positivo.

De los 24 atletas guatemaltecos que calificaron a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, nueve fueron marchistas. Si dijéramos que el deporte es un eje nacional nos quedaríamos cortos. Durante el curso de 10 años de carrera de Erick Barrondo, el gobierno de Guatemala invirtió 8 millones de quetzales guatemaltecos (aproximadamente 1 millón de dólares) en su entrenamiento y patrocinio. Muchos jóvenes atletas de la marcha reciben una beca mensual para los gastos educativos y de vida. Los guatemaltecos ven este deporte como una oportunidad de obtener un mejor futuro, una manera de romper con el ciclo de la pobreza, un paso a la vez.

En buena compañía: Marchistas

Muchos atletas de la marcha entrenan en las calles de la Ciudad de Guatemala. De izquierda a derecha: Juan Ortiz, Glendy Teletor, Yasuri Palacios, Yaquelin Teletor, Lisbeth López y Maria Peinado.

Además de la esperanza y los beneficios físicos que brinda, la marcha es más viable y accesible que muchos otros deportes, y une de manera única a generaciones de familias, amigos y vecinos guatemaltecos en formas que solo los deportes de equipo logran hacerlo. Aunque pueda parecer un esfuerzo individual, la marcha atlética se lleva a cabo en un ambiente de equipo que es fundamental para la experiencia y, en definitiva, para el éxito en el deporte. El entrenamiento consiste en recorrer distancias que pueden llegar a los 30 kilómetros, y esas horas se pasan caminando junto a compañeros de equipo que inevitablemente se convierten en una especie de familia. El equipo que aparece en nuestro video está conformado por atletas de diversos contextos, abarca un amplio rango de edades (6 a 25 años) e incluye clases sociales diferentes. Lo que los conecta, independientemente del lugar de dónde vengan, es el amor por el deporte y la determinación de siempre mantener un pie sobre la tierra.

En buena compañía: Marchistas

[Left] De izquierda a derecha: Yaquelin Teletor, Gaby Sica, María González, Katherine Marroquín, María Peinado, Lisbeth López, Yasuri Palacios, Glendy Teletor, Sergio Perez, Bryan Matías, Pedro López, Juan Ortiz, José Oliva

[Izquierda] De izquierda a derecha: Yaquelin Teletor, Gaby Sica, María González, Katherine Marroquín, María Peinado, Lisbeth López, Yasuri Palacios, Glendy Teletor, Sergio Perez, Bryan Matías, Pedro López, Juan Ortiz, José Oliva [Derecha] En el sentido del reloj desde la izquierda: Katherine Marroquín, María González, Sergio Perez, Gaby Sica, José Oliva, Ronín Ortiz, Juan Ortíz, Lisbeth López, Pedro López, Yaquelin Teletor, Bryan Matías, Glendy Teletor, María Peinado y Yasuri Palacios.

En buena compañía: Marchistas

En el sentido del reloj desde la izquierda: Katherine Marroquín, María González, Sergio Perez, Gaby Sica, José Oliva, Ronín Ortiz, Juan Ortiz, Lisbeth López, Pedro López, Yaquelin Teletor, Bryan Matías, Glendy Teletor, María Peinado y Yasuri Palacios.

Conoce al equipo

En buena compañía: Marchistas
En buena compañía: Marchistas
En buena compañía: Marchistas

Juan Ortiz, José Oliva, Bryan Matías

En buena compañía: Marchistas

Bryan Matías

Juan Ortiz, José Oliva, Bryan Matías

Bryan Matías

"Cuando estoy compitiendo, siento la pasión por Guatemala, la pasión por disputar una medalla cabeza a cabeza con otros competidores, y por luchar por mi futuro y el futuro de mi país".

Bryan Matías, 16 años Campeón de la Copa Panamericana de 2021

En buena compañía: Marchistas
En buena compañía: Marchistas

"Quiero hacer historia por mi país y mostrarle a las niñas y mujeres que cualquier meta que te propongas, sin importar cuán grande o pequeña sea, se puede lograr".

Yasuri Palacios, 21 años Récord del Campeonato de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe (NACAC)

En buena compañía: Marchistas
En buena compañía: Marchistas
En buena compañía: Marchistas
En buena compañía: Marchistas

"La marcha me dio la oportunidad de interactuar con diferentes personas y eso cambió mi manera de ver la vida. Cuando alguien necesita apoyo, siempre estamos ahí. Cuando se unen nuevos integrantes al equipo, comparto lo que sé con ellos. Cuando deben mejorar sus tiempos, les digo: 'Vengan conmigo, yo los jalo'".

Yaquelin Teletor, 16 años Medallista de bronce de la Copa Panamericana de 2021

En buena compañía: Marchistas

"Me gusta mucho aprender y me gusta mucho el deporte porque entreno con mi tío. Nunca competí porque dicen que soy muy chica para eso, pero cada vez que entreno me siento una ganadora".

Zoe Ruiz, 6 años La marchista más joven que entrena en el equipo Cobán

En buena compañía: Marchistas
En buena compañía: Marchistas

"En cada competencia me siento muy entusiasmado, muy feliz de poder representar a mi distrito y mi país. Es un gran honor. Siempre he pensado que todo esfuerzo me acerca un poco más al podio olímpico".

Abner Pop, 14 años Medallista de plata de Centroamérica

En buena compañía: Marchistas
En buena compañía: Marchistas

"Las oportunidades son para quienes las hacen realidad. Los sueños no tienen una fecha de vencimiento".

Glendy Teletor, 19 años Marchista junto a su hermana Yaquelin por nueve años

En buena compañía: Marchistas
En buena compañía: Marchistas
En buena compañía: Marchistas

Lisbeth López

En buena compañía: Marchistas

De izquierda a derecha: Lisbeth López y Juan Ortiz.

Lisbeth López

De izquierda a derecha: Lisbeth López y Juan Ortiz.

"Cuando compito, me emociono. Miro a mi alrededor y veo a las personas gritando y apoyando, y me emociona porque estoy representando a mi país y mi equipo. La marcha genera energía pura. Luchamos por las metas que tenemos y eliminamos todos los obstáculos que podemos".

Lisbeth López, 15 años Medallista de plata del Campeonato de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe (NACAC)

En buena compañía: Marchistas

"Lo que más me gusta de la marcha es pertenecer a un equipo que no es solo eso, es una familia. No veo el entrenamiento solo como un deporte, lo veo como mi trabajo diario".

Pedro López, 20 años Medallista de oro del Campeonato de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe (NACAC)

En buena compañía: Marchistas
En buena compañía: Marchistas
En buena compañía: Marchistas

Ronín Ortiz

En buena compañía: Marchistas

De izquierda a derecha: Ronín Ortiz y Mirna Ortiz.

Ronín Ortiz

De izquierda a derecha: Ronín Ortiz y Mirna Ortiz.

"Me gusta que mi mamá me vea entrenar y que vea que gracias a su ejemplo, y el de toda mi familia, soy marchista. Mi mamá, su pareja [Erick Barrondo] y mis primos ya son profesionales. Desde pequeño voy a la pista y siempre disfruté observar cómo mi familia entrenaba. Ahora me gusta saber que a pesar de recién haber empezado, tengo una historia en el deporte".

Ronín Ortiz, 13 años Marchista de primer año e hijo de la olimpista Mirna Ortiz

En buena compañía: Marchistas

"Antes de comenzar a marchar, tenía solo pequeños sueños, pero la marcha me ayudó a descubrir lo que realmente quiero. Antes de empezar a participar en el deporte y en esta comunidad, escuchaba a otros y cambiaba de opinión muy fácilmente, pero ahora soy más decidida sobre lo que quiero ser".

Gabby Sica, 11 años Marchista principiante

En buena compañía: Marchistas

"El fútbol en Guatemala no es tan bueno. Me di cuenta de que con la marcha podía tener un mayor impacto. Me inspiraron mi tía y mi primo que acaban de volver de los Olímpicos. Me cuesta un poco el movimiento de cadera, pero para mí el deporte está en mis genes, tengo que hacerlo".

Juan Ortiz, 15 años Jugador de fútbol convertido en marchista

En buena compañía: Marchistas

De izquierda a derecha: Yasuri, José Oliva, María Peinado, Lisbeth López y Pedro López.

Texto: Julio Serrano Echeverría Fotografías: Juan Brenner Video: Juan Brenner, Paolo Giron

Historias relacionadas

En buena compañía: enemigas en el ring, amigas fuera de él 

Comunidad

Enemigas en el ring, amigas fuera de él

Conoce a las chicas del equipo de lacrosse de Eyekonz de Filadelfia

Comunidad

En buena compañía: Eyekonz

En buena compañía: Honeys & Bears de Harlem 

Comunidad

El deporte salva vidas

Encuentra a tu verdadero yo en ocho ruedas

Comunidad

Encuentra a tu verdadero yo sobre ocho ruedas

Equipo De Básquetbol Femenino Carta Blanca

Comunidad

Equipo Carta Blanca, Est. 1952