Arte de alto rendimiento: cómo perfecciona sus habilidades este futbolista de Ciudad de México

Athletes*

Alan Landeros no descubrió la escena del fútbol callejero local hasta que tenía 16 años. Ahora, está recuperando el tiempo perdido.

Última actualización: 28 de octubre de 2021
5 minutos de lectura
Alan Landeros, jugador de fútbol de la Ciudad de México perfecciona sus habilidades

"Snap Shots" es una serie donde conocemos a atletas urbanos de todo el mundo.

"Instantáneas" es una serie donde conocemos a atletas urbanos de todo el mundo.

No hay una manera equivocada de descubrir la pasión por el deporte. Alan Landeros, un estudiante de 20 años que vive en Ciudad de México encontró el fútbol callejero mientras navegaba en línea y quedó sorprendido por el toque inventivo de sus jugadores. En comparación con el fútbol normal, en el fútbol callejero se anotan más goles y se juega en espacios más confinados. Todo se trata del control cercano, la habilidad individual y el pensamiento rápido. Los jugadores como Alan pasan horas desarrollando una variedad de trucos que, entrelazados son una ejecución que llevan a cabo en batallas locales con otros jugadores. Para Alan, más que un juego es una forma de expresión personal.

Nos encontramos con él en la cancha de pasto sintético local en el parque Axomiatla en donde afina su impresionante repertorio. Durante un receso corto, Alan nos cuenta sobre la comunidad local de fútbol callejero y cómo el deporte lo ayuda a canalizar su creatividad.

¿Cómo te interesaste en el fútbol callejero?

Cuando era más chico, jugaba en mi calle con mis vecinos, la mayoría eran juegos de niños como atrapar a alguien o a las escondidas. Después, cuando crecimos, la mayor parte del tiempo me quedaba en casa viendo videos en línea y así es como me enteré sobre el fútbol callejero, cuando tenía 16 años. No conocía a nadie que le interesara el fútbol callejero lo suficiente como para que quisiera aprenderlo conmigo, pero eso no importó porque, por lo menos para los trucos y combos, es un deporte que puedes practicar solo. Comencé a replicar lo que veía en línea, los trucos y las transiciones que los jugadores famosos hacían en sus combos, hasta que pude crear mi propio estilo.

Alan Landeros, jugador de fútbol de la Ciudad de México perfecciona sus habilidades

¿Cómo es la escena del fútbol callejero en Ciudad de México?

El estilo de cada jugador callejero es diferente. Todos somos amigos, pero sin duda existe rivalidad cuando entrenamos juntos o competimos uno contra otro. Cuando comencé en el fútbol callejero por mi cuenta, tenía miedo porque no sabía si me aceptarían en la comunidad. Antes de conocer a los jugadores callejeros locales, yo los admiraba, y todavía los admiro. Y ahora soy parte de un equipo más grande y también formé mi propio equipo con un amigo.

¿Por qué te gusta practicar aquí?

Es un vecindario muy tranquilo, me siento seguro al caminar hacia y desde aquí, no se siente peligroso estar al aire libre. La altitud en esta parte de la ciudad es mucho más alta que alrededor del centro, así que es un poco más frío y es una caminata cuesta arriba para llegar aquí, pero pienso en ella como otra parte del ejercicio.

"No soy un conformista, […] No me quedo con la primera cosa que se me ocurra".

Alan Landeros, jugador de fútbol de la Ciudad de México perfecciona sus habilidades

¿Cómo te ayuda a expresarte el fútbol callejero?

El fútbol callejero es lo que me llevó a explorar más mi creatividad. Cuando se me ocurren combos, por ejemplo, me permito fluir mucho entre cada truco y eso dice algo sobre cómo soy como persona. O tomo algunos de los trucos que ya domino y trato de hacer nuevas variaciones para formar algo totalmente diferente. Así que, diría que eso muestra que no soy un conformista, que no me quedo con la primera cosa que se me ocurra.

Llegaste un poco tarde al juego. ¿Cómo te ha impactado como persona?

Solía ser muy tímido y cuando comencé a entrenar me daba pena hacerlo en un parque o en cualquier espacio público porque las personas se paraban a mirar y eso me ponía nervioso. Eso ya no me pasa. Ahora, entreno cada día por dos o tres horas, donde sea. A veces filmo mis combos en el Centro Histórico de la ciudad, como en el Monumento a la Revolución, donde hay mucha gente caminando alrededor. Si atraigo a una multitud, tomo ventaja de eso para el video.

Alan Landeros, jugador de fútbol de la Ciudad de México perfecciona sus habilidades

¿Cómo desarrollas tus habilidades?

Puedo tener ideas nuevas en cualquier momento del día, a veces solo mirando videos viejos míos, pero prefiero esperar y practicarlo mientras entreno si es un truco difícil. He tenido accidentes en el pasado cuando traté de hacer algo nuevo sin realmente trazarlo. Una vez me lastimé tanto mi rodilla que no pude entrenar por cuatro meses. Cuando volví a meterme en ello, noté que tenía miedo de probar nuevas cosas porque no quería arriesgarme a sufrir otra lesión, pero eso era incluso peor porque me estanqué y comencé a sentirme desmotivado. Ahora trato de pensarlo bien tanto como pueda, pero al final todavía tomo el riesgo. Si me caigo, bueno. No quiero permanecer en el mismo lugar.

Texto: Karina Zatarain
Fotografía: Darryl Richardson

Reportado: septiembre 2020

Historias relacionadas

La futbolista francesa Florine Kouessan y su club: Witch FC

Atletas*

El hechizo de la futbolista que causa furor en el equipo más creativo de París

Conoce a Lamine Conté, el nuevo cineasta del fútbol callejero de París

Athletes*

Cine y dobles: Conoce al nuevo cineasta de básquetbol urbano de París

Instantáneas: Persiguiendo la adrenalina con Leonora Manzano

Atletas*

Persiguiendo la adrenalina: Leonora Manzano vivía a toda velocidad hasta que encontró el running

La jugadora mexicana de rugby María Pruijn desafía las expectativas

Atletas*

Rompiendo estereotipos: una jugadora de rugby mexicana desafía las expectativas

Instantáneas: Dominio del handball con las gemelas Garate

Atletas*

Gemelas fantásticas: Conoce a las gemelas que dominan el handball en Nueva York